Cómo preparar alcachofas con ajo y parmesano


¿Sabías que la alcachofa es una flor? Las hojas son realmente pétalos y el corazón es la base del tallo. No es la primera flor comestible que conocemos pero, a diferencia de muchas de ellas, las alcachofas saben tan bien como se ven.

Cómo preparar alcachofas con ajo y parmesanoLa carne tierna de las hojas tiene un sabor único que es imposible de describir e imposible de olvidar.

Si quieres conocer diferentes ideas para preparar algo rápido, las alcachofas resultan el ingredientes ideal. Además, son aptas para veganos, celiacos e intolerantes a la lactosa.

El único problema que presentan las alcachofas es que tardan demasiado en prepararse y cocerse. Cocer al vapor una alcachofa entera puede tardar entre 20 y 40 minutos, dependiendo del tamaño.

Sin embargo, si tienes la suerte de tener una olla eléctrica programable o un robot de cocina, el cocinado se reduce a la mitad de tiempo y no tienes que estar pendiente de ellas.

Y si las vistes con un poco de ajo picado y parmesano antes de ponerlas en la olla, estarán listas para comer tan pronto como termines de cocinarlas. No hay necesidad de mezclar mantequilla derretida ni nada.

Sirve estas alcachofas de ajo y parmesano instantáneas en tu próxima cena y deja que los invitados te llenen de elogios.

Receta de alcachofas con ajo y parmesano

Ingredientes para 4 personas

  • 4-8 alcachofas de tamaño grande
  • 2 dientes de ajo picados finamente
  • 4 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra
  • 25 gramos de queso parmesano rallado (o más cantidad, a tu gusto)
  • 125 ml. de caldo de pollo o vegetal (o agua)

Preparación

Empezamos preparando las alcachofas. Aunque veamos que son muy voluminosas, en realidad, después de retirarle varias hojas y cortarles las puntas, lo aprovechable de la alcachofa es muy poco.

Con un cuchillo cortamos aproximadamente uno o dos centímetros de la punta y retiramos las hojas externas, que son las más duras, hasta llegar a la zona que se conoce como corazón.

Retiramos el tallo y partimos las alcachofas por la mitad. Dentro del corazón veremos una parte que es de color morado y que también se debe eliminar.

Como ves, nos hemos quedado con una parte muy pequeña. Una vez que hemos cortado la primera alcachofa la introducimos en un recipiente con agua y medio limón, de forma que las alcachofas estén cubiertas por completo. Esto es para que no se empiecen a poner oscuras.

Una vez que todas las alcachofas están preparadas, les añadimos el ajo picado y las rociamos con una cucharadita de aceite de oliva encima.

Cómo preparar alcachofas con ajo y parmesano

Acto seguido espolvoreamos cada alcachofa con una cucharada de queso parmesano rallado y las ponemos sobre una rejilla para cocerlas al vapor.

Como líquido para la cocción al vapor vamos a utilizar caldo de pollo, caldo vegetal o agua. En la olla eléctrica la cocción tarda 10 minutos y, al finalizar el tiempo, las alcachofas se pueden comer directamente, pues ya están tiernas y aderezadas.

En el caso de que no tengas una olla programable debes cocer las alcachofas previamente, durante 20-40 minutos, y después hacer un refrito con el aceite y el ajo y añadirlo por encima, seguido del queso parmesano.

NOTAS: 

Si utilizas alcachofas más pequeñas es posible que tengas que reducir el tiempo de cocción en un par de minutos. Una vez terminada la cocción, libera rápidamente el vapor abriendo la válvula. Recuerda utilizar un guante de protección para proteger las manos del vapor.

Si te gustan las alcachofas y quieres variar su elaboración, tienes muchas recetas más. Para hacerlas con jamón no tienes más que seguir los pasos anteriores, pero en vez de añadir queso parmesano, sustituir este ingrediente por jamón serrano.

¿Qué opinas sobre esta receta de alcachofas con ajo y parmesano?


Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.