Posturas de taichí para todos los niveles

Las posturas de taichí no solo pueden ser realizadas por expertos en esta disciplina, sino también por personas que se acaban de iniciar en la práctica de esta actividad.

Posturas de taichí para todos los niveles - ApréndeteUn arte marcial que nació en China y que es practicado por millones de personas del mundo entero debido a sus múltiples beneficios.

Y es que el taichí busca establecer una conexión entre el cuerpo y la mente. Para ello, combina el movimiento corporal, la conciencia y la concentración.

Es altamente recomendado debido a que fortalece el cuerpo, mejora la flexibilidad y alivia el estrés de una forma muy amena y relajante.

Tanto si eres principiante como si te consideras un experto en este arte marcial, a continuación encontrarás diferentes posturas de taichí para todos los niveles.

Calentamiento previo

El calentamiento en taichí es sumamente importante para la ejecución de la rutina. Esta parte básicamente se trata de que relajes tu cuerpo, de forma tal que entres en un estado en el que permitas a la energía fluir por tu cuerpo.

Suéltate

Lo primero que debes hacer es dejar a un lado la rigidez, así que sacude un par de veces tus brazos, las piernas y el dorso.

Respiración

Este es uno de los tantos ejercicios que existe para practicar la respiración: separa los pies y coloca las manos debajo del ombligo. Luego empuja con suavidad mientras inhalas y exhalas, lento y profundamente.

Posiciones de taichí: nivel básico

Ten en cuenta que en esta disciplina lo importante no es la cantidad de posturas, sino la ejecución de las mismas. Practica estos movimientos con lentitud mientras inhalas y exhalas de manera constante.

Girar los brazos en reverso

Se trata de una postura para practicar taichí muy básica. Separa los pies, levanta y estira los brazos a la altura de los hombros.

Luego, baja los brazos a la altura de las costillas a medida que flexionas ligeramente las rodillas. Gira uno de los brazos hacia atrás mientras mantienes el otro estirado al frente. Una vez que el brazo vuelve, lleva el otro hacia atrás y así sucesivamente.

Limpiar las rodillas y empujar hacia adelante

Empieza con un movimiento de brazos en reverso. Cuando el brazo vuelva de regreso, baja con suavidad el brazo que se mantiene al frente como si dibujaras una media luna.

De manera simultánea, gira la cabeza hacia un lado, estirando y luego doblando la pierna de ese mismo lado. Haz el ejercicio al contrario, vuelve a la posición inicial y ejecútalo hacia el otro lado.

El gallo dorado se levanta sobre una pata

Nos encontramos ante una de las posturas de taichí más avanzadas para los principiantes. Manteniendo las rodillas flexionadas, levanta el brazo y la pierna izquierda a la altura de pecho.

A continuación, bájalos como si estuvieras dibujando un círculo. Repite el movimiento con el otro lado y mantente intercalándolos.

Golpe de pie

Flexiona las rodillas y cruza los brazos sobre el pecho. Manteniendo una de las piernas flexionadas levántala hasta la altura de tu cintura.

Después, estírala a medida que abres los brazos. Vuelve a la posición inicial y repite el mismo ejercicio con la otra pierna.

Cruzar las manos

Separa los pies a la altura de los hombros y abre los brazos mientras te inclinas hacia un lado flexionando la pierna mientras que la contraria se mantiene estirada.

Luego flexiona la otra pierna mientras cierras los brazos. Vuelve hacia el frente con ambas piernas dobladas y los brazos cruzados.

Sube con lentitud mientras te estiras y, finalmente, deja caer los brazos a los costados y luego retoma el movimiento.

Posturas de taichí para todos los niveles - Apréndete

Posiciones de taichí: nivel intermedio

Si ya llevas un tiempo practicando este arte marcial es probable que estés buscando posturas de taichí para niveles intermedios como las siguientes:

Apertura

Separa las piernas a la altura de los hombros y coloca los brazos a los lados. Luego, levanta y estira los brazos a la altura de pecho.

Ahora, baja los brazos a medida que flexionas las piernas. Gira las palmas hacia arriba y sube los brazos mientras estiras las piernas, siempre con parsimonia y lentitud.

La grulla blanca extiende sus alas

Con las rodillas ligeramente flexionadas, levanta los brazos hacia el frente y gíralos como si formaras una esfera. Luego súbelos a la altura del rostro y choca las palmas de las manos. Finalmente, abre los brazos en círculo y que descansen en los costados.

Cierre aparente

De nuevo, levanta los brazos hacia el frente y gíralos como si formaras una esfera. Flexiona una de las piernas e inclínate llevándola hacia adelante mientras que la otra se mantiene estirada hacia atrás.

A continuación, gira los brazos en sentido contrario mientras regresas a la posición inicial y luego repite el movimiento con la otra pierna.

Látigo simple

Flexiona la pierna hacia un lado mientras que la otra se mantiene a estirada. De forma simultánea, mueve los brazos hacia esa dirección como si estuvieras dibujando una media luna. Regresa y repite el movimiento hacia el lado contrario.

Tañer el laúd

Con las rodillas ligeramente flexionadas, estira lentamente uno de los brazos hacia adelante con la palma levantada. Luego, cuando la mano esté cerca del pecho, balancea ambas palmas hacia un lado y culmina en la posición inicial. El movimiento de las palmas es similar al dibujo de una ola.

Clavar la aguja en el fondo del mar

Manteniendo las rodillas flexionadas, levanta ligeramente una de las piernas y el brazo del mismo lado. Después, bájalos y pisa fuertemente como si estuvieras clavando un objeto en el suelo.

Posturas de taichí para todos los niveles - Apréndete

Posiciones de taichí: nivel avanzado

Finalizamos este recopilatorio de posturas para practicar taichí con algunos movimientos para personas muy experimentadas que ya se encuentran en un nivel avanzado.

Yunshou

Se traduce como “Acariciar las nubes” y se realiza tres veces. En esta postura para practicar taichí se balancean los brazos de un lado a otro dibujando una media luna.

Cuando los brazos llegan a un extremo, se flexiona la rodilla de ese lado, mientras que cuando están en el medio se flexionan ambas piernas hacia el frente.

Shizishou

La traducción es “Cruzar los brazos”. Este movimiento intercala la flexión de cada rodilla con la apertura y el cruce de los brazos sobre el pecho.

Para culminar, se flexionan ambas rodillas con los brazos cruzados y, finalmente, se llevan a los costados a medida que se estiran las piernas.

Consejos para mejorar tu taichí

Sea cual sea el nivel de taichí en el que te encuentres en estos momentos, los siguientes consejos te ayudarán a disfrutar aún más de esta disciplina y de las posturas de taichí.

Busca un profesor

Muchas de las posturas básicas para practicar taichí pueden aprenderse con tutoriales en internet o a través de este blog.

Sin embargo, si deseas elevar tu nivel es recomendable que busques un maestro que te ayude. Además, cuando eres parte de una clase las prácticas resultan más entretenidas y tienes la posibilidad de aprender de otros.

Practica una vez al día

Por lo menos 30 minutos. Con sesiones continuas será más fácil memorizar los movimientos y fortalecerás el cuerpo diariamente.

Aleja las distracciones durante la práctica

Busca un espacio en el que te sientas cómodo y no recibas interrupciones. Respira y relájate para que puedas concentrarte al máximo en tus posturas de taichí.

Complementa tus rutinas

Es decir, expándelas. Siempre debes ir en busca de posturas nuevas. En la web encontraras tutoriales que van desde 8 hasta 64 movimientos.

¿Has practicado alguna vez este arte marcial?, ¿conocías alguna de las posturas de taichí que acabamos de describir?, ¿qué te han parecido?

Recuerda dejarnos todas tus opiniones en nuestra sección de comentarios. Si tienes dudas, háznoslas saber a través de esta sección y con mucho gusto intentaremos aclararlas.

Si prefieres saber un poco sobre el taichí de combate te recomendamos leer el nuestro post sobre posturas del taichí: Taichí Chuan.



Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.