Posturas para practicar Taichi: Nivel Intermedio

Una vez que te has acostumbrado a las posturas básicas del Tai Chi y tu cuerpo ha adquirido cierta resistencia, puedes avanzar a un nivel intermedio que te encamine a convertirte en un profesional. A esta escala las combinaciones son más completas y las rutinas más largas, por ello, en este punto la dedicación es primordial para mejorar tu Taichi. Te brindamos una rutina con 6 posturas para practicar taichi a nivel intermedio.

practicar taichi nivel intermedio

Consejos para mejorar tu Taichi

Ya has alcanzado el nivel intermedio, ahora es necesario que mejores cada vez más, para esto te hemos traído un par de consejos que te ayudarán a mejorar tu Taichi.

Busca un profesor

Muchas de las posturas básicas para practicar Taichi pueden aprenderse con tutoriales en internet o en nuestro post.

Sin embargo, si deseas elevar tu nivel es recomendable que busques un maestro que te ayude. Además cuando eres parte de una clase, las prácticas resultan más entretenidas y tienes la posibilidad de aprender de otros.

Practica una vez al día

Por lo menos 30 minutos. Con sesiones continuas será más fácil memorizar los movimientos y fortalecerás el cuerpo diariamente.

Aleja las distracciones durante la práctica

Busca un espacio en el que te sientas cómodo y no recibas interrupciones. Respira y relájate tal que puedas concentrarte al máximo.

Complementa tus rutinas

Es decir, expándelas. Siempre debes ir en busca de posturas nuevas. En la web encontraras tutoriales que van desde 8 hasta 64 movimientos.

Rutina de 6 posturas para practicar Taichi

practicar taichi posturas intermedias

Si las posturas básicas de Taichi te han parecido muy fáciles es hora de que avances al siguiente nivel, el nivel intermedio. Te invitamos a practicar Taichi ejecutando las siguientes posturas.

Apertura

Separa las piernas a la altura de los hombros y coloca los brazos a los costados. Luego levanta y estira los brazos a la altura de pecho. Ahora, bajas los brazos a medida que flexionas las piernas. Voltea las palmas hacia arriba y sube los brazos mientras estiras las piernas.

Todos los movimientos deben llevarse a cabo lentamente.

La grulla blanca extiende sus alas

Con las rodillas ligeramente flexionadas, levanta los brazos hacia el frente y giralos como si formaras una esfera. Luego súbelos a la altura del rostro y choca las palmas de las manos. Finalmente abre los brazos en círculo y que descansen en los costados.

Cierre aparente

Nuevamente levanta los brazos hacia el frente y giralos como si formaras una esfera. Flexiona una de las piernas e inclínate llevándola hacia adelante mientras que la otra se mantiene estirada hacia atrás. Gira los brazos en sentido contrario mientras regresas a la posición inicial y luego repite el movimiento con la otra pierna.

Látigo simple

Flexiona la pierna hacia un lado mientras que la otra se mantiene a estirada. Simultáneamente mueve los brazos hacia esa dirección como si estuvieras dibujando una media luna con ellos. Regresa y repite el movimiento hacia el lado contrario.

Tañer el Laúd

Con las rodillas ligeramente flexionadas, estira lentamente uno de los brazos hacia adelante con la palma levantada. Luego de regreso, cuando la mano este cerca del pecho, balancea ambas palmas hacia un lado y culmina en la posición inicial. El movimiento de las palmas es similar al dibujo de una ola.

Clavar la aguja en el fondo del mar

Manteniendo las rodillas flexionadas, levanta ligeramente una de las piernas y el brazo del mismo lado. Luego bájalos y pisa fuertemente como si estuvieras clavando un objeto en el suelo.

¿Posturas ya no tan sencillas verdad?, ¿qué te han parecido?, comenta todo lo que desees en nuestra sección de opiniones. No olvides compartir este post en tus redes sociales.

¡Vota este post!

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.