Apréndete

Las claves sobre los diamantes cultivados en laboratorio

Las claves sobre los diamantes cultivados en laboratorio - Apréndete

Hoy en día, es probable que un comprador encuentre diamantes cultivados en laboratorio en la galería de diamantes regulares. Se ven como cualquier otro diamante: brillantes, incoloros y atractivos.

Las claves sobre los diamantes cultivados en laboratorio - Apréndete

Eso puede generar un poco de confusión para un comprador. Si no sabe qué tipo de diamante está mirando, ¿cómo puede decidir cuál elegir?

Los diamantes naturales que se extraen de la profundidad de la tierra son milagros de la naturaleza. Se forman durante miles de años sobreviviendo a condiciones increíbles en el núcleo de la Tierra.

Es por eso que un diamante extraído es siempre una cosa preciosa, independientemente de sus cualidades comerciales. Por lo tanto, es seguro decir que estos diamantes son una rareza, algo que es especial por derecho propio.

En el mercado, los diamantes cultivados en laboratorio también pueden tener su propia sección siempre y cuando haya claridad y transparencia con respecto a lo que está comprando un cliente.

Las gemas sintéticas como los rubíes y las esmeraldas también se cultivan en laboratorios. Entonces, las piedras cultivadas no son exactamente una novedad en la industria de la joyería.

Las gemas parecidas han existido durante más de un siglo en esta industria. Por lo tanto, es importante que un comprador entienda lo que está pagando.

Existen técnicas aprobadas por IGI mediante las cuales un diamante creado en un laboratorio se puede separar con facilidad de un diamante natural a través de exámenes científicos.

Sin embargo, óptica y estéticamente, los dos están muy cerca y la variedad cultivada en laboratorio comparte las propiedades físicas y químicas del tipo extraído.

¿Te apasiona el mundo de las joyas? Entonces tampoco te puedes perder nuestro artículo dedicado a tipos de anillos de compromiso.

Por otra parte, las imitaciones de diamantes son completamente diferentes de las minadas y las de laboratorio. Estas piedras, como el zafiro de imitación y la esmeralda, solo imitan el aspecto de las piedras originales.

La zirconia cúbica y la moissanita sintética son ejemplos de diamantes de imitación. Estas piedras no tienen propiedades comunes con diamantes naturales o artificiales y pueden ser identificados con facilidad por profesionales del sector.

En la actualidad, los diamantes cultivados en laboratorio son una moda en el mercado y un tema de candente de discusión entre los compradores que, por primera vez en décadas, tienen una alternativa para los diamantes.

Aquí tienes las respuestas a algunas preguntas frecuentes sobre los diamantes cultivados en laboratorio:

¿Los diamantes crecen en los laboratorios de diamantes reales?

No es la primera vez que se cultivan diamantes en laboratorios. Los diamantes cultivados en laboratorio han existido durante muchos años.

Anteriormente, se producían para otras industrias para una gran cantidad de propósitos. Industrias como las telecomunicaciones, la atención médica, la óptica láser, etc., han estado utilizando diamantes artificiales para usos industriales desde la década de 1950.

La primera vez, General Electronics los produjo en el año 1970. Las piedras en ese entonces se volvieron diminutas y amarillentas.

Hoy, la calidad de estas gemas ha mejorado más allá del reconocimiento y los diamantes que salen de los laboratorios en estos días son visualmente idénticos a los diamantes extraídos de alta calidad.

Ambos tipos de diamantes que encontramos en el mercado hoy están hechos de carbono y tienen una estructura cúbica.

Pero si son tan similares, ¿no hay alguna diferencia entre los dos? Sí, hay diferencias sustanciales, pero solo a nivel atómico. Las diferentes condiciones de crecimiento dan como resultado cambios en las estructuras de crecimiento y los átomos.

Aquellos hechos en laboratorios tienen algunos defectos de nivel atómico que, junto con la diferente estructura de crecimiento, hacen que la afirmación de que estos dos sean idénticos sea bastante inexacta.

Pero al ver que los dos tipos de diamantes tienen rasgos ópticos y físicos similares, las versiones cultivadas en laboratorio pueden calificarse como alternativas a los diamantes naturales.

Las claves sobre los diamantes cultivados en laboratorio - Apréndete

¿Qué nombre tienen los diamantes que se cultivan en un laboratorio?

Los diamantes cultivados en laboratorio tienen muchos nombres. En algunos mercados, son diamantes cultivados en laboratorio y en otros diamantes sintéticos.

Otros nombres a los que se hace referencia son diamantes artificiales y diamantes creados en laboratorio. Todos estos nombres y algunos otros están aprobados por la Comisión Federal de Comercio o FTC.

¿Cómo se fabrican estos diamantes?

Hay dos procesos conocidos en los que los diamantes se cultivan en laboratorios, a saber, alta presión, alta temperatura y deposición química de vapor.

  • HPHT: el proceso de alta presión y alta temperatura es el que imita las condiciones en el núcleo de la tierra. En esa condición dentro de una cámara de crecimiento se introduce una partícula de carbono, que luego se transforma en un diamante en bruto.
  • CVD: la deposición química de vapor es aquella en la que se utilizan gases ricos en carbono para formar carbono. Dentro de la cámara de vacío, el gas se descompone en moléculas de carbono e hidrógeno que luego se depositan en una semilla de diamante que se convierte en un diamante de tamaño completo.

¿Cuánto tiempo lleva crear un diamante en el laboratorio?

Se necesitan entre unas pocas semanas hasta un par de meses para cultivar diamantes utilizando cualquiera de los procesos.

Las claves sobre los diamantes cultivados en laboratorio - Apréndete

¿Dónde se cultivan los diamantes artificiales?

Estos se cultivan en laboratorios comerciales de todo el mundo. Algunos de los principales productores de diamantes cultivados en laboratorio hoy en día son China, Rusia, Ucrania, Japón y Estados Unidos.

¿En qué se diferencian exactamente los diamantes cultivados en laboratorio de los diamantes naturales?

Hay algunos puntos de diferencia entre los dos. Echemos un vistazo a algunas de esas diferencias aquí.

  • Crecimiento de cristales: aunque para ambos la temperatura requerida para que los cristales crezcan es la misma, en los diamantes reales los cristales crecen en geometrías octaédricas, mientras que los diamantes artificiales crecen en geometrías cúbicas y octaédricas.
  • Color: los diamantes cultivados en el laboratorio son comúnmente casi incoloros o de color amarillo o marrón y rara vez ocurren en colores elegantes.
  • Corte: el corte de los diamantes naturales y artificiales es el mismo. Este último también se puede cortar en cualquier forma.
  • Claridad: las versiones hechas por el ser humano ocurren de baja a alta claridad.

¿De qué tamaño son?

Estos crecen en varios tamaños y, por normal general, oscilan entre 1 y 10 quilates, siendo 2 el tamaño promedio.

Anillo de compromiso de solitario con 0,90 quilates F SI1
Anillo de compromiso de solitario con 0,90 quilates F SI1. Diamante cultivado en laboratorio por Diamonds-USA.

¿Cómo se identifica y califica profesionalmente un diamante cultivado en un laboratorio?

Las piedras se someten a un examen riguroso para identificar los tratamientos y otros matices que separan a los dos.

¿Qué esperar de un diamante de estas características?

Al considerar los diamantes cultivados en laboratorio, elige un vendedor que sea reconocido en el mercado.

Al escoger un diamante, pregúntale al vendedor sobre su origen. Si la persona en cuestión no parece estar a la altura de la tarea, haz que los profesionales la examinen para una identificación precisa.

Si las joyas forman parte de tu vida también será importante que sepas cómo curar el piercing del ombligo.

David Braverman, presidente de Diamonds-USA.com

David Braverman, presidente de Diamonds-USA.com

David Braverman es el propietario de diamonds-USA.com y pertenece a la tercera generación de una familia que ha dedicado su vida a la talla de diamantes.

Diamonds-USA.com es una plataforma virtual dedicada a estas preciadas joyas que comenzó su andadura en el año 1997.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.