Cómo hacer pan casero


El pan casero ha acompañado al ser humano desde los principios de su existencia y es el acompañante perfecto para una infinidad de comidas a lo largo y ancho del planeta.

Cómo hacer pan caseroEn sus distintas formas, la receta de pan casero ha sido adoptada por las culturas de la humanidad para servir de compañía o de base para comer una amplísima variedad de texturas y sabores culinarios.

Es así como nace el pan casero, de la necesidad de un alimento base fácil de preparar y accesible para las masas.

¿Te gustaría saber cómo hacer pan casero? Entonces toma nota de la receta que te proponemos en Apréndete y recuerda que en este blog podrás aprender a preparar muchos otros platos, como por ejemplo esta receta de pollo al vino.

 

Receta de pan casero

No olvides que el pan casero es mucho más sano y natural que los panes que se venden en los supermercados y que, además, combina de maravilla con un sinfín de platos.

Ingredientes necesarios

  • 10 gramos de sal fina
  • 300 gramos de agua tibia
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 10 gramos de levadura seca de panadero

Elementos necesarios

  • Un bol
  • Una tabla de mezclar
  • Un rodillo de amasar

Preparación

Paso 1

Como si aplicaras sal a un caldo, agrega la levadura al agua tibia y déjala reposar durante aproximadamente diez minutos, así ganarás tiempo para hacerte con el bol, introducir harina y mezclarla con la sal.

Una vez que hayas mezclado la harina con la sal coloca el producto sobre la tabla de amasar. Después forma un montículo y abre un agujero en el centro. Acto seguido vierte la mezcla de agua que dejaste preparada con levadura en el centro del montículo de harina.

Paso 2

El siguiente paso se centrarán empezar a amasar, siempre en sentido circular hasta que los ingredientes de la masa queden bien unidos en una sola composición y no se peguen a las paredes del bol.

Paso 3

Debes graduar la consistencia de la masa del pan casero agregando más harina en caso de que esté muy húmeda o añadiendo agua si consideras que está muy seca. Recuerda que el objetivo es obtener una textura que no sea tan seca como para partirse ni tan blanda como para pegarse a las manos.

Paso 4

Esparce una pequeña película de harina sobre la tabla de amasar para que tu consistente masa no se pegue al tablón, ya que estás a punto de empezar el proceso de estirar y doblar: coloca la masa, aplástala con las manos lo máximo que puedas, estírala con las palmas y contra la mesa y, finalmente, dóblala sobre sí misma formando una pequeña masa similar a la que tenías en un principio.

No olvides que deberás repetir este proceso una y otra vez durante unos 15 minutos hasta que la masa de este pan casero sea homogénea y suave.

Paso 5

Una vez obtenida la consistencia correcta puedes volver a hacerte con el bol, que deberá estar limpio, seco y untado con aceite de oliva.

A continuación introduce tu bola de masa en el interior del recipiente y coloca un papel film transparente aceitado para luego dejar reposar el arreglo en un lugar fresco y seco. En un rato verás que la levadura lleva a cabo su trabajo al hacer crecer la masa en un proceso que se conoce como “fermentación del pan casero“.

Cómo hacer pan casero

Paso 6

Ahora viene la parte dos del amasado y fermentado, en la cual se amasa sutilmente la esfera conseguida durante el primer proceso con las palmas de las manos y con movimientos circulares mientras se doblan los bordes hacia adentro; ahora llega el momento de hornear.

Paso 7

La receta pan casero dicta que precalientes el horno a 250 grados y que deposites en la base del horno el contenido equivalente a una taza de agua. Pon el pan en su bandeja, hazle unas leves incisiones en introdúcelo en el horno e inmediatamente atomiza la masa con agua.

A los 20 minutos de haber introducido el pan en el horno puedes retirar la bandeja de agua de la parte baja del horno y bajar la temperatura a 200 grados.

Luego deja que se cocine durante 15 minutos más y estará listo para que le des unos golpecitos abajo con los nudillos. ¡Si suena hueco significará que has hecho un pan casero perfecto! Déjalo reposar durante varias horas o hasta el día siguiente si no tienes mucha hambre.

Trucos e ideas para el pan casero

Con solo cuatro dientes de ajo, tres cucharadas de mantequilla (puedes sustituirla por aceite de oliva virgen extra si lo prefieres), una ramita de perejil o cilantro y una pizca de sal esta receta de pan casero puede pasar de ser una alternativa del desayuno a ser un excelente snack para compartir con amigos.

Solo debes triturar las cabezas de ajo, sofreír la mantequilla (o el aceite de oliva) con cilantro o perejil, agregar la pizca de sal y mezclarlo todo. Después unta la mezcla sobre el pan casero y tu receta estará lista. ¡Deliciosa!

El pan casero es más que un elemento acompañante querido por todos a nivel mundial, ya que incluso en las recetas de cocina casera puede ser adoptado por nosotros como parte de un conjunto disponible bajo nuestras mangas para impresionar a nuestros amigos y es tan básico que es un libro en blanco para que elaboremos nuestros propios estilos en base a él. ¡Disfrútalo ahora que hacer cómo hacer pan casero!

Si te fascina el universo de la cocina y quieres sorprender a tus amigos o familiares con nuevos platos que deleiten su paladar también puedes animarte a preparar estas recetas de comida libanesa.


Sin respuestas

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.