Cómo preparar una infusión de jengibre


Para hacer una buena infusión de jengibre todo lo que se necesita es un jengibre fresco y agua mineral o embotellada. El resto de los ingredientes son opcionales, pero suele tener mejor sabor si se le agrega una pequeña cantidad de miel y un poco de jugo de limón fresco.

Como preparar la infusión de jengibreLas flores de manzanilla, la canela y la pimienta de cayena también pueden ser añadidas al té de jengibre, pero son opcionales. Acuérdate de no agregarlo todo todo al mismo tiempo. Antes debes probar diferentes combinaciones.

Si te preguntas cómo preparar una infusión de jengibre no olvides que también necesitarás un rallador, así como una tetera o una olla para hervir el agua y algo para colar la infusión.

El hecho de rallar el jengibre en lugar de cortarlo en rodajas es una idea genial porque permite liberar una mayor cantidad de aromas y sabores.

El jengibre es una hierba de gran alcance y una verdadera bendición. Asegúrate de que la estás utilizando de la manera correcta. ¡Disfrútala!

Porqué tomar infusión de jengibre

La infusión de jengibre aporta muchísimos beneficios a todo aquel que la consume. ¿El motivo? Que tiene el poder de aliviar el dolor y de ayudar a combatir las infecciones virales.

Como tiene propiedades anti-virales altas, uno de los excelentes beneficios del jengibre es que combate los resfriados y previene su aparición.

Si se tiene dolor de garganta, esta maravillosa infusión también puede proporcionar alivio. Del mismo modo, sirve como calmante y sedante, ya que proporciona un gran alivio porque tiene la cualidad de disminuir la inflamación de las membranas mucosas. Existen varias recetas o infusiones ya preparadas de jengibre, pero sin duda las que están hechas en casas son las mejores.

Ingredientes para preparar una infusión de jengibre

Esta receta está indicada para una o dos porciones. Así que, si necesitas una mayor cantidad, puedes aumentar los ingredientes sin ningún tipo de problema.

  • Una cucharada de jengibre fresco rallado
  • 2 tazas de agua mineral
  • Una cucharada de miel cruda o de jarabe de arce puro
  • El jugo de medio limón

Opcional:

  • Un palo de canela
  • Una cucharadita de flores de manzanilla
  • Unas cuantas hojas de menta fresca
  • Una pizca de pimienta de cayena molida

Preparación

Paso 1

Pela la raíz del jengibre con un pelador o con el dorso de una cuchara. Después ralla el jengibre con un rallador. Si has decidido rebanarlo, córtalo delgado y ligero para poder sacarle el máximo provecho.

Paso 2

Mezcla el jengibre con la canela, las hojas de menta, las flores de manzanilla o la cayena si has decidido incluir dichos ingredientes en la elaboración de esta infusión de jengibre.

Si estás usando una cacerola, lleva el agua a ebullición, añade el jengibre y apaga el fuego. Coloca la tapa sobre el recipiente y deja que repose durante 10 minutos.

Si estás utilizando una tetera añade el jengibre en su interior y vierte agua hirviendo dentro de la tetera. Deja reposar durante unos 10 minutos. Si estás usando una cacerola, cuela el agua para eliminar el jengibre.

Paso 3

Agrega, si lo deseas, el jugo de limón fresco y el edulcorante natural. Remueve la tisana y prepárate para disfrutar de su delicioso sabor. Si prefieres consumir un té frío solo tendrás que esperar a que se enfríe, guardarlo en la nevera durante unos minutos y agregarle unos cuantos cubitos de hielo antes de servirlo.

Cómo preparar una infusión de jengibre - Apréndete

Otros beneficios del jengibre

Combate el cáncer

Hoy en día, la mayoría de las personas se ven afectadas por el cáncer de una manera u otra. Es probable que conozcas a alguien que está luchando contra el cáncer o que seas víctima de esta dolencia. Si ese es el caso, será importante que añadas el jengibre a tu dieta diaria, ya que varios estudios han demostrado que es beneficioso en la lucha contra el cáncer de pulmón, próstata, ovario, colon, mama, piel y  páncreas.

Según los investigadores, las propiedades anti-cáncer de jengibre son el resultado del compuesto 6-gingerol, que se encuentra en grandes cantidades en el jengibre crudo y que es rico en propiedades anti-bacterianas, anti-inflamatorias y anti-tumorales.

La inclusión de jengibre en tu dieta te puede ayudar a prevenir que nuevas células cancerosas se formen y a destruir las activas. También es beneficioso para las personas que ya se están sometiendo a tratamientos contra el cáncer. Y es que, en un estudio con 744 pacientes con cáncer, los suplementos de jengibre redujeron significativamente las náuseas inducidas por la quimioterapia.

Previene el Alzheimer

El Alzheimer es un trastorno neurodegenerativo progresivo que afecta el sistema nervioso central y que representa casi el 60-70 % de los casos de demencia en las personas mayores de 65 años en todo el mundo.

Si alguien en tu familia sufre de esta enfermedad o se piensa que puede llegar a sufrirla, se debe pensar en la incorporación de una infusión de jengibre en su dieta actual y en su rutina diaria.

Investigaciones recientes muestran que el jengibre puede ayudar a retrasar la pérdida de células cerebrales, que por lo general conduce a la enfermedad de Alzheimer.

Ahora que ya sabes cómo preparar una infusión de jengibre no te puedes perder en post de Apréndete en el que te hablamos de cinco propiedades sorprendentes del jengibre.


Sin respuestas

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.