Abdominales hipopresivos paso a paso

Saber cómo hacer abdominales hipopresivos paso a paso cobra una gran relevancia entre las personas que quieren presumir de un cuerpo perfecto en la playa o la piscina sin tener que recurrir a los ejercicios tradicionales.

Abdominales hipopresivos paso a paso - ApréndeteY es que los los abdominales hipopresivos son perfectos para tonificar el abdomen sin ejercer tanta presión y fuerza en esta zona del cuerpo.

Si sientes preocupación por las posibles consecuencias que podría acarrear la práctica de abdominales ordinarios, este método es para ti. Sigue leyendo y descubre cómo puedes ejercitarte para lograr tu objetivo.

¿Qué son los abdominales hipopresivos?

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) se puede definir, tal como explica la doctora Susana Villalba Riñones a través de Top Doctors, como «un método de corrección postural que logra disminuir la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica mediante la ejecución de determinadas posturas (estáticas y/o dinámicas) y siempre con la ayuda de una apnea espiratoria».

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva surgió como una actividad que realizaban las madres después de haber dado a luz.

Esta técnica les ayudaba con sus problemas de incontinencia, pues esta zona es la que más trabaja este método. Sin embargo, no se tardaron en propagar por el mundo los beneficios de esta forma de hacer ejercicio y pronto se empezó a observar que estos no eran exclusivos para las madres y que podían ser aplicados por casi cualquier persona.

Si nos centramos en los abdominales hipopresivos, vemos que se trata de un ejercicio centrado, principalmente, en la realización de movimientos lentos y posturas que ayudan a ejercitar el área del abdomen inferior.

Se diferencia especialmente de los métodos ordinarios por logar un vientre plano y una cintura fina en poco tiempo.

Otra diferencia fundamental es que, a medida que se va realizando el entrenamiento de abdominales hipopresivos paso a paso, se impone menos presión y fuerza.

¿Por qué es tan difícil tener un vientre plano?

La mayoría de las personas que intentan perder grasa del abdomen no alcanzan su objetivo o tan solo mantienen el peso deseado durante un periodo de tiempo determinado.

Cuando se tiene flacidez en el abdomen es porque ya existe grasa extra acumulada por todo el cuerpo o, tal vez, porque se tiene una estructura corporal que gana una cantidad desproporcionada en el área del abdomen.

Es por ello que, si deseas perder la grasa acumulada en la zona abdominal, deberás poner todo tu cuerpo en forma. El problema con esta moción es que solemos recurrir a métodos más comunes sin buscar alternativas, lo que provoca que hagamos un mayor esfuerzo con pocos resultados.

Los abdominales convencionales son ineficientes cuando se quiere lograr un abdomen plano, pues estos ejercitan otro tipo de músculos. En cambio, con la técnica hipopresiva se ejercitan aquellos que requerimos para presumir de vientre admirable.

Ventajas sobre los abdominales tradicionales

La finalidad de los abdominales, desde que podemos recordar, es una mejora de la estética y, eventualmente, de nuestra salud. No obstante, se ha demostrado que aquellos ejercicios comunes para ejercitar esta área pueden ocasionar problemas a largo plazo.

Esto se debe a que los músculos que se ejercitan con las técnicas tradicionales sufren un desgaste con el tiempo. Así pues, la fuerza implementada regularmente en esta zona puede ocasionar problemas de incontinencia.

Con los abdominales hipopresivos paso a paso, en cambio, la historia es distinta porque reducen la presión en el área abdominal y sus  movimientos lentos hacen que se obtengan los mejores resultados con el mínimo esfuerzo.

Estoy embarazada, ¿puedo hacer abdominales hipopresivos?

Todo tipo de ejercicio que aplica la técnica hipopresiva requiere que se contraiga el abdomen entre respiraciones, por lo que no es recomendable que una mujer que está esperando un bebé practique dichas técnicas.

Recuerda que las presiones abdominales durante este periodo podrían ocasionar contracciones hasta el punto de inducir el parto prematuro.

Esta innovadora manera de realizar abdominales pueden brindar grandes beneficios estéticos y saludables a tu vida, siempre y cuando te instruyas del modo correcto para su desarrollo.

Si tu meta es obtener un cuerpo digno de admiración este sin duda es el método ideal para ti. Pero recuerda: ningún tipo de ejercicio producirá efectos positivos si no mantienes una vida saludable.

Cómo hacer abdominales hipopresivos paso a paso

Paso 1: controla tu respiración

Antes de explicar las técnicas que diferencian este método del tradicional, es importante saber controlar tu respiración al ejercitar.

Este es un problema común hasta en los ejercicios ordinarios. Para empezar, debemos ponernos en una postura erguida con la espalda recta. A continuación, procedemos a exhalar todo el aire que tengamos.

Cuando nos hayamos quedado sin aire, llevaremos el ombligo hacia la espalda. Ahí aguantaremos de 10 a 20 segundos. Una vez transcurrido ese tiempo, inhalamos y exhalamos de manera calmada para regularizar nuestra respiración.

Esta técnica será implementada en cada una de las posturas que explicaremos después. De acuerdo tu experiencia a cada una de ellas le dedicaremos de cinco a ocho minutos.

Abdominales hipopresivos paso a paso - Apréndete

Paso 2: postura básica

Ahora empezaremos a explicar las posturas que conformarán esta rutina de abdominales hipopresivos paso a paso. La primera postura a realizar será la denominada “De pie”, la cual describiremos a continuación:

  • Nos pondremos de pie con los pies paralelos a los hombros. Recuerda que los brazos han de ir separados de nuestro torso.
  • Tratamos de estirarnos hacia arriba, como si tratáramos de alcanzar una nueva altura. Es importante que los pies se mantengan unidos al suelo.
  • Bajamos ligeramente el mentón hacia nuestro pecho.
  • Ya casi estamos listos con la postura. Ahora debemos inclinarnos ligeramente hacia adelante, apoyando nuestro peso en la punto de los pies, sin separar los talones.
  • Ahora implementamos la técnica de respiración explicada con anterioridad aguantando la respiración durante diez segundos por cada repetición.

Recomendamos llevar a cabo tres series antes de pasar a la siguiente postura. Conforme tu cuerpo avance, podrás hacer más repeticiones.

Paso 3: el triángulo

Prosiguiendo con nuestra rutina llega el momento de realizar nuestro ejercicio en la postura que describiremos a continuación:

  • Desde nuestra última posición separamos un poco las piernas para que estén paralelas a las caderas.
  • Flexionando las rodillas, posaremos nuestras manos encima de estas.
  • Inclinaremos de nuevo el mentón hacia nuestro pecho y trataremos de estirar este hacia adelante, apoyándonos de nuestras rodillas.
  • Una vez en esta posición, procederamos a implementar nuestra técnica de respiración.

Nuevamente recomendamos que la duración de las posturas en total sea de cinco minutos o menos si eres principiante y acabas de empezar a hacer abdominales hipopresivos paso a paso.

Paso 4: el gato

Una vez terminadas las repeticiones de la postura anterior, es momento de tocar el suelo y de adoptar una postura que requiere de un poco más de esfuerzo y sigue estos pasos:

  • Posaremos nuestras rodillas y manos en el suelo de modo que carguen con el peso de nuestra espalda. Nos deberíamos encontrar en una posición parecida al nombre de la postura.
  • Para que la posición sea correcta debemos flexionar ligeramente los codos y asegurarnos de que las manos están a la altura de nuestros hombros.
  • Erguimos la espalda como en las últimas posiciones, nuevamente como si tratáramos de estirarnos.
  • Desde esa posición empezaremos con las repeticiones.

Paso 5: el sastre

Hemos llegado a nuestra penúltima postura, una de las más sencillas al menos para lograr la posición deseada. Siéntate con las piernas cruzadas y posa tus manos sobre tus caderas. Nuevamente debemos asegurarnos de que nuestra espalda está recta y estirada antes de comenzar con las nuevas repeticiones. El tiempo y las series siguen siendo iguales.

Paso 6: decúbito supino

Por último, tenemos la postura decúbito supino, donde nuestros músculos abdominales se ejercitarán más arduamente:

  • Nos acostamos boca arriba con las piernas ligeramente flexionadas.
  • La punta de los pies debe mirar hacia el cielo y el talón debe ser lo que se apoye.
  • Flexionamos los brazos hasta posar nuestras manos de nuevo en la cintura.
  • Inclinamos el mentón hacia el pecho y comenzamos las repeticiones.

Abdominales hipopresivos paso a paso - Apréndete

Una vez terminada la rutina tómate un descanso. Cuando sientas que ya has reposado, asegúrate de beber agua para hidratar el cuerpo tras haber realizado esta rutina de abdominales hipopresivos paso a paso.

Tu cuerpo se irá acostumbrando a esta práctica cuanto más te apegues a la rutina, aunque es recomendable que la realices al menos tres veces a la semana.

Por otro lado, no sientas miedo de subir la dificultad si te crees capaz. Para ello, aumenta el tiempo de las posturas y de las respiraciones y anímate a agregar otras posiciones más complicadas.

Asegúrate siempre de mantenerte hidratado y con una alimentación equilibrada para que puedas sacarle el provecho al máximo a esta técnica de abdominales.

Ten en cuenta, asimismo, la importancia de hacer ejercicio con frecuencia y recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la actividad física reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas; mejora la salud ósea y funcional y es fundamental para controlar el peso.

Si quieres tener un vientre más plano puedes combinar la gimnasia hipopresiva con el entrenamiento de los abdominales inferiores.



Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.