Apréndete

5 consejos para acelerar la recuperación de una lesión deportiva

5 consejos para acelerar la recuperación de una lesión deportiva - Apréndete

Si alguna vez tuviste una lesión deportiva, es probable que quieras conocer algunas ideas para acelerar tu recuperación de manera segura.

No importa lo que te haya ocurrido: un desgarro, una fractura e incluso una dislocación.

Si practicas algún deporte, sabrás que lo más importante es asegurar que tu recuperación sea la adecuada. En caso contrario, podrías sufrir una recaída y el tiempo de espera habrá sido inútil.

5 consejos para acelerar la recuperación de una lesión deportiva - Apréndete

Sin embargo, también sabes que quieres recuperarte lo antes posible, con el objetivo de recuperar la movilidad de tu cuerpo y tomar ritmo en tu actividad.

Por ejemplo, el fútbol, el running o el tenis suelen ser disciplinas con una alta probabilidad de lesiones.

Ideas para que encares la recuperación de una lesión deportiva con rapidez

¡Conoce algunos consejos perfectos para recuperarte!

Reposa

Durante las primeras semanas, es importante que visites a un médico especializado en lesiones para que te dé las indicaciones básicas.

Sin importar el grado de gravedad de la lesión, habrá una que se repetirá: el reposo. Es algo necesario para que el cuerpo pueda asentarse y volver a un estado normal.

Si apresuras los tiempos en volver a tu actividad diaria, podrías sufrir una recaída crónica aún peor, que debilite tu estado de salud y atrase tu recuperación. Por ende, descansa y, cuando sea el momento, entrena para volver lo mejor posible.

No te olvides de la precaución

Una vez que hayas regresado a tu actividad habitual, es fundamental que, al menos durante los primeros días, tomes algunas precauciones.

El uso de medias de comprensión y vendajes neuromusculares ayudará a la alineación de los músculos, su protección y exitosa rehabilitación.

Además puedes complementar el uso de estos recursos con terapias de masaje deportivo y acupuntura. El primero te ayudará a recuperarla flexibilidad y el rendimiento del músculo y  el poder analgésico de la acupuntura te ayudará a controlar el dolor.

El hielo es bueno

En caso de que tengas inflamaciones, puedes recurrir a él. No solamente aliviará tu dolor, sino que también será de gran ayuda para cuando tengas que evitar la recaída en las lesiones.

Si lo haces por unos minutos diariamente, generarás un efecto vasoconstrictor.

Esto significa que baja el riego sanguíneo de la zona y ayuda a la pronta recuperación que tanto estabas buscando.

Realiza ejercicios

¡No busques por tu cuenta! En cualquier caso, siempre pregúntale a tu médico de confianza. Algunos ejercicios podrían ser perjudiciales para la salud.

Es importante que los hagas en el momento adecuado, para que no fuerces los huesos, articulaciones o músculos sensibles.

Evita el miedo

El miedo puede afectar enormemente tu posibilidad de recaer. Por eso, debes tener precauciones, pero jamás temor de volver a lesionarte.

Si no la controlas, tu cabeza puede jugarte una mala pasada. Por eso, trata de estar tranquilo. ¡Podrás hacerlo!

Esperamos haberte ayudado con estos consejos para recuperarte de tus lesiones.

Equipo de Aprendete

Apréndete es un blog donde los lectores tienen la oportunidad de aprender cosas nuevas a diario sobre educación, ocio, viajes, gastronomía, animales, belleza, hogar y salud.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.