Apréndete

Estilos de natación: el estilo libre

Estilos de natación: el estilo libre - Apréndete

La natación tiene muchísimos beneficios para nuestra salud, y, por eso, desde Apréndete te invitamos a que descubras los estilos que puedes practicar. En esta ocasión, te enseñamos el estilo crol, más conocido como estilo libre.

Gracias a esta forma de nadar, es posible aprovechar las múltiples ventajas de la natación, un deporte que tonifica los músculos, previene el sobrepeso y cuida el corazón.

No obstante, estos no son sus únicos beneficios, ya que recurrir al estilo libre y a otras formas de nadar también permite aliviar los síntomas propios de la ansiedad y la depresión, tal como reveló un estudio publicado en el National Center for Biotechnology Information (NCBI).

Cabe señalar, asimismo, que esta actividad también está indicada para mejorar las funciones cognitivas, favorecer el aprendizaje, estimular la memoria y reparar las neuronas dañadas.

¿Quieres aprovechar los beneficios de la natación? Descubre el estilo libre y recuerda que puedes combinarlo con otras modalidades como, por ejemplo, el estilo pecho.

¿Qué es el estilo libre?

Este estilo de natación es uno de los primeros que se enseña y se aprende cuando estamos comenzando a recibir clases de natación.

Consiste en avanzar manteniendo un movimiento constante de brazos y piernas. Mientras que las piernas se mueven con patadas continuas, los brazos se alternan dejando uno dentro del agua mientras el otro sale.

Descubre más detalles a continuación y sigue leyendo si te preguntas cómo aprender a nadar apostando por el estilo libre de natación.

Y recuerda que a través de este blog para aprender también tendrás la oportunidad de descubrir cuáles son los principales beneficios de la natación en mujeres.

Cómo aprender estilo libre paso a paso

Hemos separado en fases el aprendizaje para nadar en estilo libre, pero antes debemos decirte que tu cuerpo tiene que mantenerse en posición horizontal para poder generar la menor resistencia posible con el agua.

Patadas

El movimiento de las piernas nos permite mantenernos estables durante la práctica del estilo libre. Los pies comienzan ambos totalmente estirados y, luego, empezamos a dar las patadas.

Manteniendo uno de los pies totalmente extendido, flexionamos la rodilla del otro y “pateamos” o extendemos con fuerza este contra el agua. Al extender un pie, el otro pie (extendido) empleará la función del anterior.

De este modo, ambos pies ejercerán la función de extensión y flexión, alternándose de manera coordinada.

El primer ejercicio para aprender el estilo de natación libre es hacerse con una tabla flotadoraEstilos de natación: el estilo libre - Apréndete y practicar tan solo las patadas.

Trata de mantener la cara dentro del agua y sacarla solo cuando necesites respirar. De esta forma, estarás aprendiendo a controlar las patadas y te prepararás para la toma de respiración en este estilo de natación.

Estilos de natación: el estilo libre - Apréndete

Respiración

El siguiente paso es aprender a manejar la respiración mientras nos encontremos dentro del agua. Las técnicas de respiración en natación se basan en el mismo proceso de inhalación y exhalación, la única diferencia es que uno de estos pasos se lleva a cabo dentro del agua.

Mientras que cogemos aire sacando la cabeza del agua (inhalación), debemos expulsar todo el aire mientras estamos dentro del agua.

Para respirar en estilo libre, debemos girar, sin levantar, la cabeza hacia nuestro hombro del mismo lado al cual estamos girando.

Al practicar esta técnica, el lado contrario de nuestra cara (oído, ojo y mejilla) deberá permanecer en el interior del agua.

Brazos

Esto suele ser lo más difícil de aprender durante la práctica del estilo libre o estilo crol. Te indicamos qué hacen cada uno de los brazos. Recuerda que las acciones se alternarán, al igual que ocurre con los pies:

Uno de los brazos hace la entrada al agua, estirándose por completo hacia el frente. El cuerpo se suele inclinar un poco dentro del agua mientras se tiene lugar este estiramiento.

A continuación, el brazo se flexiona y busca tocar la pierna correspondiente al brazo. Mientras esto ocurre el otro brazo está preparando su entrada en el agua.

Después de tocar la pierna lo estiramos y, seguidamente, lo volvemos a flexionar formando un ángulo de 90 grados, y sale del agua.

Estilos de natación: el estilo libre - Apréndete

Errores más comunes al nadar en estilo libre

Si has decidido iniciarte en la práctica del estilo libre de natación, recuerda que existen algunos errores comunes que se deben evitar, como son:

  • Tener las piernas muy separadas.
  • Mantener el tobillo recto.
  • No hacer el pequeño giro.
  • Girar y sacar la cabeza mientras respiras.

No dejes de practicar el estilo libre la próxima vez que vayas a clases de natación si te has propuesto aprovechar los múltiples beneficios de este deporte de agua.

Y recuerda que practicar ejercicio físico con regularidad es fundamental para prevenir la obesidad, proteger el corazón, llenar el organismo de energía y gozar de una excelente salud.

Si te interesa seguir conociendo los diferentes estilos de natación existentes, continúa en nuestro blog y déjate caer por nuestro post dedicado al estilo mariposa.

Deyimar Astrid

Deyimar Astrid

Deyimar Astrid Albornoz Celis es una redactora especializada en diferentes temáticas tales como la belleza, la salud, el ocio, la cocina y el bienestar.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.