Cómo componer una canción

Si alguna vez has tenido el interés de escribir tus propias canciones, componer tus propias melodías y dejar plasmado todo lo que tienes en mente, este artículo seguramente te interesará, ya que te enseñaremos cómo componer una canción.

Cómo componer una canción - ApréndeteTodo comienza con el conocimiento básico

La composición de canciones puede ser sumamente sencilla, ya que no es necesario preocuparse por la vida, haciendo progresiones difíciles, sino que se debe partir de las raíces para conseguir grandes resultados en sencillos pasos.

De esta manera se trabajan las canciones populares hoy en día, así que en este artículo podrás descubrir cómo componer una canción sin importar cuál es el género musical que más te gusta.

No solo aprenderás cómo componer una canción, sino que sabrás cómo llevar a cabo esta acción sin mucho trabajo pero garantizando que obtendrás el resultado que deseas. ¡Manos a la obra!

Antes de saber cómo componer una canción recuerda que a través de Apréndete también podrás conocer las ventajas y desventajas de escuchar música clásica.

Requisitos para componer una canción

  • Un bloc de notas
  • Lápices y marcadores
  • Un instrumento musical, puede ser un piano o teclado, una guitarra, un ukelele, etc.

En general, estos son los requisitos, pero es importante tener un conocimiento básico de teoría musical, incluyendo la escala mayor y varios acordes básicos, así como también nociones en el instrumento musical con el que hayas decidido trabajar.

Cómo componer una canción - Apréndete

Cómo componer una canción: primeros pasos

  1. En primer lugar debes definir cuál es el género con el que trabajarás, ya que la estructura de la canción será diversa de un género a otro. De igual forma el ritmo, los tonos y demás aspectos de musicalidad se verán afectados.
  1. Responde la siguiente pregunta: ¿cuáles son los motivos por los cuales la canción ha de ser escrita o compuesta? Estos mismos pueden verse relacionados con lo que recién acabamos de mencionar. El propósito o motivo de la canción puede verse estrechamente ligado con los estilos musicales que tu canción tendrá. s por ello que, cuanto más rápido tengas definido este punto, más sencillo será el proceso de la composición.
  1. Elije el instrumento con el que deseas componer. Esto te permitirá llevar más con más facilidad tus ideas de la mente a un plano musical directamente. Es por esto que mencionábamos antes que debes tener al menos un conocimiento básico del instrumento que has elegido.
  1. Decide cual será la estructura de tu canción y comienza a trabajar en la tonada inicial, que es conocida también como el intro de la canción. Por supuesto, siempre partirás de una idea inicial a la cual se le irá dando forma. Lo mejor es comenzar desde el inicio con una estrategia clara.
  1. No te olvides del riff. Una vez que ya tienes la melodía de tu canción, y además ya has contemplado cómo serán las estrofas y los coros, es el momento de crear el clímax de la canción, el cual también es conocido como el riff. El riff es aquella parte de la canción que se sale de la línea recta en la que va la música o melodía y aprovecha el momento para hacerse notar y destacar.
  1. Añade la letra y prepárate para disfrutar de tu canción.

Cómo componer una canción - Apréndete

El instrumento como parte fundamental del proceso

El instrumento cumple la función de una extremidad extra, es decir, que debe ser una extensión de tu trabajo, en este caso de la canción. Los instrumentos más utilizados en la composición de canciones son el piano o teclado y la guitarra. Sin embargo, esto no quiere decir que no se puedan componer canciones con otra clase de instrumentos musicales.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Has encontrado lo que estabas buscando? No pierdas la oportunidad de visitar y leer el resto de nuestros artículos sobre música.

¡Vota este post!

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.