Apréndete

Los 6 ejercicios de Kegel más divertidos

Los 6 ejercicios de Kegel más divertidos - Apréndete

Practicar ejercicios de Kegel tiene una gran importancia para infinidad de personas debido a que el debilitamiento del suelo pélvico puede derivar en molestos y desagradables síntomas.

Pérdidas de orina (aunque sean gotitas), sensación de pesadez en la vagina, dificultad para contener gases (o heces), dificultad para llegar al orgasmo, disminución de las sensaciones durante las relaciones sexuales… ¿Te reconoces en alguna de estas situaciones?

También te puede interesar nuestro artículo dedicado al kundalini yoga.

Si tienes tendencia a la debilidad del suelo pélvico o ya han aparecido síntomas como estos, ¡para un momento! Tu musculatura perineal te está pidiendo entrenamiento.

Mujeres y hombres pueden experimentar, en algún momento de sus vidas, los molestos síntomas asociados a la debilidad del suelo pélvico.

Son muchos los factores que pueden dañar estos músculos situados en la base de la pelvis: deportes de impacto (running, pádel, tenis, saltos…), estreñimiento crónico, ejercicios hiperpresivos (abdominales clásicos o crossfit), malas posturas, cargar o arrastrar peso de manera habitual, tocar instrumentos de viento o cantar, tener sobrepeso u obesidad, padecer tos crónica o estornudos frecuentes, etc.

En el caso de la mujer toca mencionar, además de lo anterior, dos etapas de especial atención por los cambios hormonales que conllevan: el embarazo y la menopausia, sin olvidarnos del parto, un acontecimiento que supone para muchas madres un antes y un después en la salud de su suelo pélvico.

En el caso del hombre, los cambios en la glándula prostática (hiperplasia benigna de próstata) o las secuelas tras la extirpación de la misma (prostatectomía) suelen ser el factor desencadenante de una incontinencia urinaria o una disfunción eréctil.

4 pasos para superar la debilidad del suelo pélvico

Sea cual sea el origen de la debilidad en tu suelo pélvico, quiero compartir contigo cuatro pasos fundamentales para superarla con éxito:

Visitar a un especialista

Por norma general, es el fisioterapeuta especializado en suelo pélvico y no el ginecólogo. El fisioterapeuta especialista o, en algunos casos, la matrona con formación en este campo, evaluarán la fuerza, el tono y la elasticidad de tu suelo pélvico y te propondrán los ejercicios y pautas específicas para tu caso concreto.

Seguir entrenando toda la vida

O, al menos, algunas temporadas al año. En esto del suelo pélvico, como en cualquier otro músculo de nuestro cuerpo, la cuestión no consiste en “Me recupero y me olvido”. ¡No!

Si cuando consigues un buen estado de forma física dejas de ir al gimnasio, en poco tiempo perderás la fuerza, el tono y la flexibilidad que habías alcanzado. En la musculatura del suelo pélvico pasa exactamente lo mismo.

Los 6 ejercicios de Kegel más divertidos - Apréndete

Ser constante

Para lograr y mantener los objetivos que nos hemos marcado o nuestra fisioterapeuta nos ha indicado, es imprescindible la constancia.

El suelo pélvico no se tonificará ni se fortalecerá si lo entrenamos un día o dos y otros cinco nos olvidamos de él.

Compensar

Tanto los hábitos perjudiciales de nuestra vida cotidiana o los posibles deportes de riesgo que practiquemos. De poco servirá hacer cinco minutos de ejercicios de Kegel dos días a la semana si corres diez kilómetros tres veces por semana. Es preciso compensar, entrenando adecuadamente por un lado lo que perjudicamos por otro.

La solución a la incontinencia urinaria de las deportistas de impacto no es dejar de practicar ese deporte, sino simplemente compensar el perjuicio que ese deporte nos pueda estar provocando, entrenando la resistencia del suelo pélvico para que sea capaz de soportar esas hiperpresiones o esos impactos.

Si cuando practicas ejercicio físico no te olvidas de los estiramientos, ¡no te olvides tampoco de tu suelo pélvico!

También te puede interesar el post de Apréndete dedicado al entrenamiento de los abdominales inferiores.

Ejercicios de Kegel para cuidar el suelo pélvico de una forma divertida

Una vez asumidos estos cuatro puntos, la motivación será fundamental para cumplir nuestro plan de fortalecimiento del suelo pélvico con ejercicios de Kegel.

Y como la diversión es, en mi opinión y experiencia, un factor clave para mantenernos motivadas, a continuación, te explico los seis ejercicios de Kegel más divertidos para que nunca te falten las ganas de completar cada día tu rutina de entrenamiento.

Los 6 ejercicios de Kegel más divertidos - Apréndete

Posturas nuevas

Comienza realizando tus ejercicios de Kegel, primero, tumbada boca arriba. Es la postura más sencilla para asegurarte de que ejercitas tu suelo pélvico del modo correcto y no cometes ninguno de los errores más frecuentes.

Después, puedes probar a hacer Kegels de lado, luego sentada, a cuatro patas, con la espalda apoyada en la pared, luego de pie…

Ir variando las posturas en que realizas los Kegels no solo hará el entrenamiento más ameno, sino que desafiarás a tu suelo pélvico a superar nuevos retos.

Fitball

Hazlo sentada sobre el fitball (sin botar), con el fitball en la espalda, contra la pared, etc.

Servirte del desequilibrio que produce este balón gigante te aporta entretenimiento y significa un paso más en tu entrenamiento. Puedes ver un ejemplo de ejercicio de Kegel con fitball a través del siguiente vídeo:

Inestabilidad / bosú / waff

Sigue retando a tu suelo pélvico con elementos que supongan una mayor inestabilidad. ¿Quieres otra idea de aplicación directa en la vida cotidiana?

Sírvete del vaivén del autobús o el metro (con la debida precaución, por supuesto) para sentir esa inestabilidad en tu cuerpo mientras contraes y relajas tu suelo pélvico.

Al ritmo de la música

¿Crees que tu periné está listo para seguir el ritmo de tu canción favorita? Pues sube el volumen y a por ello.

Eso sí, descansa entre estribillo y estribillo, que los músculos del suelo pélvico necesitan relajación tanto o más que contracción para lograr un fortalecimiento de éxito.

Beso de Singapur

¿Has oído hablar de esta técnica milenaria? Se trata, ni más ni menos, que de realizar ejercicios de Kegel durante la penetración de tu pareja o también mientras usas tu vibrador o, mucho más novedoso, tu vSculpt.

vSculpt
vSculpt.

¡Pon un ejercitador de Kegel en tu vida!

¿Conoces estos aparatos que están revolucionando la manera de hacer ejercicios de Kegel?

Estos dispositivos, llamados biofeedbacks inteligentes, introducidos en la vagina nos informan en tiempo real de cada contracción y cada relajación que realizamos con nuestro suelo pélvico al estar conectados mediante bluetooth a una app en el móvil.

Y no solo informan a tiempo real, sino que también registran la evolución de cada parámetro que miden (fuerza, resistencia, repeticiones, velocidad, etc.) para que puedas ir comprobando cómo mejoras en cada uno de ellos a lo largo de los días.

Si lo que necesitas es motivación a raudales, toma nota: Emy y kGoal son tu elección. Con Emy o kGoal llevarás a cabo un seguimiento de tus progresos pero, sobre todo, entrenarás tu suelo pélvico a través de divertidos juegos que desterrarán, para siempre, aquello de que practicar ejercicios de Kegel es aburrido.

Si quieres mantenerte en forma también puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre ejercicios para perder barriga.

Laura Rojas, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico

Laura Rojas, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico

Laura Rojas es fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y fundadora de ensuelofirme.com, la plataforma on-line donde encontrarás amplia información, un directorio con los datos de contacto de más de 500 especialistas en 30 países y la mayor selección de servicios y productos exclusivos para la salud del suelo pélvico.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.