Apréndete

9 ejercicios de Hatha Yoga

9 ejercicios de Hatha Yoga - Apréndete

¿Estás buscando ejercicios de Hatha Yoga que te ayuden a relajarte, tonificar los músculos y mejorar la elasticidad y la coordinación?

En ese caso, no te puedes perder los nueve ejercicios de Hatha Yoga que hemos reunido a través de este post, ya que nos encontramos ante una actividad perfecta para reducir los niveles de estrés.

De hecho, son tantos sus beneficios que infinidad de especialistas recomiendan la práctica del Hatha Yoga. A pesar de ello, no en todos los centros o gimnasios especializados se exprime al máximo este deporte.

La mayoría de las veces no se pasa de la dimensión física de esta rama del yoga. Y la verdad es que una de sus dimensiones más importantes es la espiritual, que ayuda a regular y controlar el estrés.

¿Qué es?

El Hatha Yoga es una de las cinco principales ramas en las que se divide la tradición del yoga. Además, es el tipo de yoga más extendido en todo el mundo occidental.

Si practicas esta actividad en algún centro o gimnasio, lo más probable es que estés practicando precisamente Hatha Yoga.

Su práctica puede llegar a proporcionar una infinidad de beneficios diferentes. De hecho, los dos beneficios principales son la correcta puesta a punto de los músculos y el control de el estrés.

No obstante, si quieres saber más lo mejor será que eches un vistazo al artículo de Apréndete donde explicamos qué es el Hatha Yoga.

Ejercicios de Hatha Yoga que puedes hacer en casa

Los beneficios del yoga han sido demostrados por diferentes estudios. Uno de ellos es el realizado por el doctor Singh Khalsa, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

En su libro Your Brain on Yoga, el doctor explica qué ocurre en el cerebro al realizar esta actividad y los resultados son sorprendentes, ya que el yoga puede potenciar la felicidad, combatir el estrés, mejorar la memoria y aliviar los síntomas propios de la depresión.

Para aprovechar sus ventajas, puedes realizar los siguientes ejercicios de Hatha Yoga. Pero recuerda ir poco a poco y comenzar por las posturas más sencillas si eres principiante.

Warrior básico

El Warrior básico es uno de los ejercicios más simples que podemos practicar. Por norma general, se escoge para empezar la mayoría de clases o sesiones porque sus beneficios son importantes.

Físicamente nos ayuda a equilibrar el tronco superior con el inferior y ayuda a poner en tensión los músculos traseros de las piernas y los inferiores de los brazos.

Espiritualmente, o lo que es lo mismo, mentalmente, nos ayuda a equilibrar la parte derecha de la izquierda. Esto ayuda a regular el estrés y a controlar nuestra mente.

La verdad es que es una de las posturas más recomendadas para tratar de encontrar la paz interior. Su práctica es básica y primordial en toda clase de yoga.

El loto

Una de las figuras más básicas en el Yoga Hatha es la del loto. Es el ejemplo perfecto de un ejercicio que combina la parte física con la espiritual.

Lo más importante en ella es mantener la espalda recta y una respiración constante. Con ello, nos debería bastar para estirar varios músculos del cuerpo, así como para lograr un estado de concentración óptimo para una buena meditación.

El loto
El loto.

Shavasana

Aunque este ejercicio de Hatha Yoga es más complicado que los anteriores, no resulta especialmente difícil. Es cierto que requiere más equilibrio, pero es fácil lograrlo en pocas semanas de clases.

Es recomendable hacerlo primero levantando una pierna y luego la otra. En concreto es genial para la espalda o las lesiones lumbares, ya que estira toda esta zona por completo.

Solo requiere un poco de fuerza en los abdominales y en las piernas, además de equilibrio como ya hemos dicho. Por la parte espiritual, la práctica del Hatha Yoga busca siempre el equilibrio mental.

El control de el estrés y las tensiones se consiguen con esta postura combinada con una correcta respiración. Lo más probable es que nos baste con unos segundos para sentirnos más unidos con todo nuestro cuerpo.

Shavasana
Shavasana.

Vandansa lunar

Este también es una de las posturas más básicas del Hatha Yoga. No requiere casi ningún esfuerzo ni técnica. Uno de los elementos que más relevancia tiene en este ejercicio es la respiración.

Una vez conseguida la postura, se recomienda respirar profundamente varias veces para conseguir llegar a un estado de meditación óptimo que nos permita llegar al fondo de nuestros problemas y expulsarlos.

Además, esta postura es genial para trabajar los glúteos y la espalda. Recuerda un poco a la posición fetal en la que están los fetos dentro de la barriga de la madre. Es por eso que ayuda a lograr una paz interior máxima en pocos segundos.

El pez

Esta otra posición se conoce como el pez. Los ejercicios de yoga normalmente no requieren de una enorme forma física, pero sí una muy buena concentración.

En este caso, es muy importante controlar muy bien nuestro cuerpo para evitar lesiones. Es importante mantener la espalda relajada y los abdominales en tensión.

Una buena respiración también es uno de los elementos clave para lograr exprimir al máximo los beneficios de esta postura.

La silla

Este ejercicio parece muy simple, pero tiene su técnica. Lo más importante es realizar la fuerza con los músculos que tienen que trabajar.

Es decir, se tienen que usar las piernas y no la espalda. Esto es muy importante en los ejercicios de Hatha Yoga para evitar lesiones musculares.

Con este ejercicio vamos a equilibrar el tronco superior con el inferior y vamos a lograr una perfecta unión entre cuerpo y espíritu y, de este modo, vamos a lograr uno de los máximos objetivos del yoga.

Recuerda que en Apréndete no solo te hablamos de los ejercicios de Hatha Yoga, sino también de las ventajas del yoga para principiantes.

El gato

Esta postura no lo parece, pero también requiere de mucha atención. El gato es una de las posturas cuyos beneficios son más rápidos de observar.

Realizar este ejercicio con regularidad nos va a aliviar tensiones musculares de la parte de la espalda con rapidez.

Se tiene que controlar la fuerza para no lesionarnos en vez de curarnos, pero con un poco de práctica es fácil de dominar. Lo mejor es pedir ayuda a un centro especializado.

El gato
El gato.

Halsana

Este ejercicio es de los más complejos que veremos hoy. Requiere a partes iguales fuerza en el abdomen, en los brazos y en las piernas, pero sin descuidar el equilibrio.

También es verdad que esta postura es una de las que más beneficios nos puede proporcionar. Una vez que te hayas iniciado en la práctica del Hatha Yoga, este se convertirá en uno de tus ejercicios preferidos.

La vela

Por último, el más difícil. Esto no quiere decir que no lo pueda realizar cualquiera. La vela requiere su técnica pero es una de las posturas más practicadas en todos los centros y gimnasios.

Requiere de un poco de equilibrio y mucha concentración. Es importante realizar la mayoría de la fuerza con los glúteos y los abdominales para evitar lesionarnos la espalda.

También es interesante mantener una buena respiración para lograr un estado de meditación adecuado. El Yoga Hatha en general requiere mucha concentración.

Si acabas de iniciarte en la práctica de esta actividad puedes echar un vistazo al siguiente vídeo antes de sumergirte de lleno en los ejercicios de Hatha Yoga que acabamos de enumerar:

Como hemos visto, hay ejercicios tanto por los más novatos como por los más expertos y la práctica del Hatha Yoga nos puede ayudar desde la primera sesión.

Además, se puede practicar en un gimnasio o en cursos on-line desde casa. Es un deporte altamente recomendable tanto para jóvenes como para más mayores, así que no dudes en empezar.

Si quieres aprovechar los beneficios de esta actividad también puedes visitar el post donde explicamos cómo hacer yoga en casa.

María Carmen

María Carmen

María Carmen es redactora en Apréndete, un blog donde publica artículos de diferentes temáticas con un mismo objetivo: ayudar a los lectores a aprender algo nuevo todos los días.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.