Apréndete
La contaminación ambiental: un factor muy perjudicial para la fertilidad - Apréndete

La contaminación ambiental: un factor muy perjudicial para la fertilidad

La exposición a la contaminación ambiental y a factores externos perjudiciales para nuestra salud se convierte, año tras año, en la principal problemática de muchos ciudadanos del mundo.

En concreto, la contaminación atmosférica urbana, propiciada en su gran mayoría por los gases de escape de los automóviles, da lugar a una calidad pésima del aire, lo que se traduce en serios problemas de salud tanto a corto como a largo plazo.

No obstante, aquellas personas residentes en ciudades donde los niveles de contaminación atmosférica resultan ser elevados corren un mayor riesgo de padecer, en un futuro, enfermedades cardiacas, cánceres de pulmón o graves problemas respiratorios, frente a quienes viven en otras zonas urbanas con mejor calidad de aire.

De hecho, en casos extremos, estas fatídicas condiciones atmosféricas pueden llevar a los más vulnerables a la muerte.

En concreto, según el Informe sobre la Calidad del Aire en Europa, publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente a finales de 2019 y en el que se reflejaban datos del año 2016, la contaminación del aire en España producía nada más y nada menos que 20 veces más muertes que el número de víctimas en los accidentes de carreteras.

También te puede interesar el artículo publicado por la doctora Victoria Verdú sobre las ventajas de la vitrificación de óvulos.

El estudio ORExPo: fertilidad y contaminación ambiental

Una cifra escalofriante que nos hace reflexionar sobre la importancia de saber rodearse -siempre que se pueda- de una calidad medioambiental óptima con el fin de evitar los daños de la contaminación ambiental.

De hecho, además de las enfermedades respiratorias de las que todo el mundo parece estar familiarizado, exponerse a estas condiciones tan corrosivas también puede acabar incidiendo, de manera muy perjudicial, en la salud de tu reserva ovárica.

Quizás, una característica de la contaminación atmosférica desconocida todavía por muchos pero que, sin duda, se convierte en uno de los grandes amenazantes de la salud fértil de la mujer en el siglo XXI.

La contaminación ambiental: un factor muy perjudicial para la fertilidad - Apréndete

Así al menos lo ha demostrado el estudio ORExPo, presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, en el que se analizaban a más de 1.300 mujeres del área metropolitana de Módena entre los años 2007 y 2017.

Precisamente, en este estudio se hallaba la incidencia de numerosos compuestos químicos ambientales -y algunos componentes naturales y artificiales de la dieta diaria- sobre la fisiología de las hormonas y su propia actividad.

En concreto, se hablaba de la hormona antimulleriana, también conocida como AMH, a través de la cual es posible detectar el número de óvulos disponibles que presenta la mujer a cada edad.

Sin embargo, además de vincular a este análisis datos como la edad y la dirección en la que vivían cada una de las participantes, también se incluyó información ambiental importante de cada una de esas zonas.

En este caso, se tuvo en cuenta tanto el material particulado o PM, que forma parte de la contaminación, como los valores de dióxido de nitrógeno o NO2.

Como resultado de ello, además de evidenciar la edad como factor clave en los niveles de nuestra reserva ovárica, también se destacaba la asociación de los contaminantes PM10, PM2,5 y NO2 con una concentración baja de la reserva ovárica.

No obstante, cuanto mayor era el nivel de partículas PM y NO2, menor era la concentración sérica de AMH. Se trata de nuevos datos que demuestran cómo la forma de vida actual afecta, muy negativamente, a la salud de nuestra fertilidad.

La vitrificación de óvulos o cómo preservar tu fertilidad

Ser precavidos y tratar el problema con tiempo puede hacernos solucionar ciertos problemas a largo plazo, como es el caso de alcanzar el sueño de ser madre.

Además, algo que muchas mujeres no saben y que se refleja en el estudio ‘Conocimiento y hábitos de la salud fértil de las mujeres’, realizado por la clínica Ginefiv a 3.112 mujeres en junio del año 2019, es el considerable descenso que experimenta la reserva ovárica una vez superados los 35 años, independientemente de aquellos factores ambientales a los que una esté expuesta.

Conocerlos y aprender a valorar nuestra salud reproductiva, independientemente de querer o no tener hijos, resulta primordial para el cuidado del cuerpo.

La contaminación ambiental: un factor muy perjudicial para la fertilidad - Apréndete

Una forma directa de conocer los niveles de la reserva ovárica es proceder al análisis de la hormona antimulleriana, a través de la cual se proporciona información tanto de la cantidad de folículos ováricos como de la misma calidad ovocitaria.

Uno de los datos más destacados de dicho estudio indicaba que más del 85 % de las mujeres en edad reproductiva desconocía el estado de su reserva ovárica.

En definitiva, ser conocedores de nuestro cuerpo y evitar la contaminación ambiental siempre que sea posible puede ayudarnos a predecir y controlar futuros problemas de salud.

No olvides que a través de Apréndete tendrás la oportunidad de descubrir los riesgos de la contaminación ambiental para la reserva ovárica femenina y de conocer la compatibilidad existente entre ovarios poliquísticos y fertilidad.

Avatar

Doctora Victoria Verdú

La doctora Victoria Verdú cuenta con más de 20 años de experiencia en los sectores de la Reproducción Asistida, la Ginecología y la Obstetricia.
A lo largo de su trayectoria profesional, ha realizado varias publicaciones y conferencias y, en la actualidad, es la coordinadora de Ginecología y Obstetricia de la Unidad de Reproducción Asistida de la clínica Ginefiv.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.