Apréndete

Cuidado del herpes labial

Cuidado del herpes labial - Apréndete

El herpes labial es una alteración en la dermis provocada por un virus común. No es peligroso pero puede ser muy contagioso y muy molesto.

Las sensaciones de ardor y escozor son típicas en estos casos y son muy molestas, ya que la zona de los labios es muy sensible.

Suele manifestarse en forma de pequeñas ampollas en la zona superior o inferior de los labios. Es extremadamente común ya que aproximadamente el 80 por ciento de los europeos han sido expuestos a este virus a la edad de los 20 años.

Cuidado del herpes labial

Fármacos anti-virales

El herpes, junto con sus síntomas desaparece espontáneamente al cabo de unas dos semanas de su aparición. Cerca de el 70 % de los herpes desaparecen si requerir ningún tratamiento. El hecho de usar fármacos que combatan el virus por la vía oral.

De esta forma este tiempo de recuperación puede reducirse de forma considerable de las dos semanas a unos tres o cuatro días. De este modo también se evitan que los brotes de el virus reaparezcan en los siguientes días.

Aplicar frío sobre el herpes

LA forma ideal de tratar el picor asociado a las primeras fases de el herpes labial es con una simple bolsa de hielo. De esta forma se favorece la circulación de los vasos sanguíneos de la zona de el labio.

Haciéndolo el picor se reducirá drásticamente, pero también la inflamación. Aplicar frío durante las primeras semanas es altamente recomendable, ya que proporciona el alivio ideal. A demás de esta forma también se evita que el herpes avance y se haga más grande.

Lavar las ampollas

Lavar las apollas con agua abundante es uno de los tratamientos más sencillos y eficaces para combatir este virus. Con una buena higiene se evita que la infección vaya a más, crezca y produzca más dolor. Es recomendable usar un jabón antibacteriano para evitar que el virus se propague a otras zonas de la piel.

La higiene es fundamental en casos de infecciones o virus en la dermis. Es por eso que es siempre recomendable cuidarla tanto como sea posible.

Relajarse y evitar el estrés

El estrés es uno de los principales causantes de los herpes. Es por eso que una de las primeras precauciones que debemos tomar ante la aparición de un herpes es eliminar el estrés de nuestra vida.

El yoga, incenso o la meditación son elementos que nos pueden ayudar durante este proceso. Es importante ser conscientes de nosotros mismos y no correr riesgos innecesarios. El estrés es altamente tóxico para nuestro organismo y el herpes es solo una de sus consecuencias.

Vitamina C en abundancia

Uno de los elementos más determinantes a la hora de combatir este virus es la vitamina C. Los alimentos que nos la proporcionen nos ayudarán a regular el organismo y a normalizar la piel. De esta forma se aliviará más rápidamente el picor y el dolor de la zona de el labio.

La vitamina C también nos ayudará a prevenir la posible fiebre que a veces lleva con sigo la aparición de un herpes labial. Por eso es altamente recomendable.

La aparición de un herpes no es algo que deba preocuparnos excesivamente. Tiene un carácter totalmente inofensivo y de hecho lo más probable es que desaparezca sin más.

A pesar de eso puede ser muy molesto a la vez que contagioso, por lo que es muy recomendable seguir estos consejos para evitar que se haga más grande o que se complique con el tiempo.

Si quieres conocer mejor los cuidados y curas del herpes no te olvides de visitar nuestro artículo sobre remedios caseros para el herpes labial.

María Carmen

María Carmen

María Carmen es redactora en Apréndete, un blog donde publica artículos de diferentes temáticas con un mismo objetivo: ayudar a los lectores a aprender algo nuevo todos los días.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.