Apréndete

Cómo quitar el hipo rápido

Cómo quitar el hipo rápido - Apréndete

Saber cómo quitar el hipo rápido puede ser muy interesante para infinidad de personas debido a que esta reacción del cuerpo tiene el poder de acabar con la paciencia de cualquiera.

Aunque suele empezar a resultar muy molesto después de sufrirlo durante tres minutos, el problema se hace mucho mayor cuando estamos con amigos y tenemos que aguantar sus constantes “sustos”, a pesar de su escasa efectividad.

Antes de saber cómo quitar el hipo rápido, debemos tener en cuenta que el hipo no es más que una irritación del diafragma y que debería ser pasajera, aunque eso no evita que busquemos formas de combatirlo.

Si te has cansado de beber agua rápidamente, respirar con una bolsa de papel o realizar cualquier otro método que haya resultado ser un fracaso para ti, prueba este método ideal para quitar el hipo.

También te puede interesar nuestro artículo dedicado a remedios caseros para el hipo.

¿Por qué se produce el hipo?

Tal como explican desde la American Cancer Society, «el hipo se produce cuando el diafragma, el músculo principal que se utiliza al respirar, se contrae de repente entre respiraciones normales».

Entre sus causas destacan la irritación del nervio que controla el diafragma y el consumo de determinados medicamentos, así como los problemas en el esófago y la presión en el estómago, principalmente.

¿Cómo se quita el hipo rápido con un truco sencillo?

Si estás buscando métodos para quitar el hipo con rapidez y sin recurrir a ningún tipo de medicamento, sigue leyendo y descubre cuáles son los pasos a seguir.

Prepaso 1: evita el hipo en primer lugar

El primer paso para quitar el hipo es, precisamente, evitarlo. Lógicamente, si no quieres sufrir de estos incómodos espasmos, lo mejor será que te propongas a evitar situaciones que lo generen.

Trata de no tener tanta prisa a la hora de comer. Esto no solo dificultará tu digestión, sino que, además, hará que tengas una mayor propensión a tener hipo.

Cuando los pedazos de comida no digerida pasan con demasiada rapidez por el esófago uno tras otro, burbujas de aire quedan atrapadas entre ellos.

En algunas ocasiones, el exceso de hipo puede presentar problemas mayores si tiene lugar con mucha frecuencia.

Un síntoma de preocupación es la duración de lapsos en lo que se presenta. Si este dura más de tres horas, se puede estar presentando algún problema con este nervio.

Como nota adicional, cabe señalar que esta forma de quitar el hipo ha sido probada por personas sin problemas pulmonares ni ninguna otra complicación. 

Es por ello que, si padeces alguna dolencia, será fundamental que hables con tu médico antes de probar el truco para quitar el hipo rápido que te proponemos a continuación.

Cómo quitar el hipo rápido - Apréndete

Paso 1: respira lo más profundamente que puedas

Antes de nada, debes atacar el hipo en el momento de su aparición. No esperes mucho tiempo para implementar este método.

A la hora de ponerlo en práctica, comienza inhalando todo el aire que puedas hasta que sientas que has llegado al límite.

Para que esto funcione deberás tomar ese aire a través de la boca, y no de la nariz. Deberías poder sentir como tus pulmones están presionados, pero sin exagerar, ya que no queremos causar ningún tipo de lesión. Cuando hayas llegado a este punto trata de no soltar el aire.

Cómo quitar el hipo rápido - Apréndete

Paso 2: traga dos veces

Tal como afirma el título de este apartado, sin soltar aire alguno trata de tragar saliva dos veces. Este proceso puede ser difícil para quien es primerizo en esta forma de quitar el hipo.

Así que, si se escapa un poco, no te preocupes, ya que la idea es que logres pasar saliva dos veces a través de la garganta.

Este movimiento dentro de ti debería estar enviando las señales necesarias a tu cuerpo para que el hipo se vaya deteniendo.

Paso 3: repite los pasos 1 y 2 al menos 3 veces. Luego, exhala por la nariz

Todo este proceso tiene que ser rápido si quieres que este método que explica cómo quitar el hipo rápidamente funcione.

Llegados a este punto, deberás tratar de inhalar el aire por la boca de nuevo con el objetivo de recuperar el aire que puedas haber perdido al intentar tragar realizando el paso anterior.

Una vez que lo hayas logrado, vuelve a tratar de tragar y repite todo el proceso por última vez. Esto debería llevarte menos de 20 segundos.

Cuando hayas terminado, entonces exhala por la nariz poco a poco. Tu hipo debería haber desaparecido. Si en algún momento en el proceso sientes que no puedes más, exhala. 

Este truco que explica cómo quitar el hipo rápido funciona en la inmensa mayoría de personas que recurren a él.

No obstante, si contigo no ha surtido efecto no debes preocuparte. Relájate y recuerda que, después de todo, una de las causas del hipo son las emociones fuertes. El estrés o la ansiedad solo harán que se prolongue el hipo y, con ello, tu calvario.

Recuerda que, si el hipo no desaparece a los pocos días, será fundamental que visites a tu médico para determinar sus causas y su tratamiento idóneo.

En Apréndete te explicamos cómo quitar el hipo rápido y también te decimos cómo quitar el hipo a un bebé.

María Carmen

María Carmen

María Carmen es redactora en Apréndete, un blog donde publica artículos de diferentes temáticas con un mismo objetivo: ayudar a los lectores a aprender algo nuevo todos los días.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.