5 remedios caseros para quitar el hipo

El hipo se instala en el organismo cuando se ha irritado de alguna manera el diafragma, lo que ocasiona los constantes espasmos que pueden a llegar a volvernos locos si no se pasan rápido.

5 remedios caseros para quitar el hipo - ApréndeteLas causas de la aparición del hipo son variadas, aunque la mayoría no suponen un problema grave para la salud. En la mayoría de los casos se da lugar al consumir platos muy picantes, comer demasiado rápido, excederse con el alcohol o sentir una emoción fuerte e intensa, principalmente.

Seas cuales sean los motivos de su aparición, no hay duda de que resulta de lo más molesto, lo que nos ha llevado a recopilar, a través de este post, un total de cinco remedios caseros para quitar el hipo muy fáciles de preparar que podrás elaborar en tu propio hogar.

Antes de saber cuáles son recuerda que en Apréndete nos encanta lo natural y que, por ello, también ponemos a tu disposición varios remedios caseros para adelgazar de una forma natural.

5 remedios caseros para quitar el hipo

Algodón con alcohol

La primera forma de atacar este problema es con el fuerte olor del alcohol que se usa para curar heridas. Si tienes a mano bastoncillos de algodón, este remedio casero para quitar el hipo será aún más efectivo. Busca un poco de alcohol isopropílico y úsalo para empapar el bastoncillo hasta que esté completamente mojado.

Debes acercarlo con cuidado a tu nariz e inhalar profundamente. El aroma del alcohol debería ser capaz de distraer al organismo de los espasmos, ya que esta técnica pone al cuerpo en alerta al obligarlo a tenerse que ocupar de percibir la nueva sensación.

Si no te ha funcionado esta solución que explica cómo quitar el hipo durante los primeros minutos, entonces debes desistir porque la prolongada exposición al olor de esta sustancia puede irritar tus fosas nasales y terminarías con hipo y con un posible sangrado nasal.

5 remedios caseros para quitar el hipo - Apréndete

Simula toser

Esta forma de quitar el hipo puede que ayude a algunas personas, aunque los resultados siguen siendo inciertos. Si no estás pasando por una enfermedad pulmonar o por un caso de ardor de garganta, puedes darle una oportunidad a este remedio casero.

La idea es simular que se tose para crear nuestras propias contracciones voluntarias. El estornudo es un mecanismo que tiene nuestro cuerpo para expulsar bacterias mediante la flema. Si se finge hacerlo, básicamente le damos la orden al cuerpo de que se concentre en esta tarea y pause los espasmos en el diafragma.

Inténtalo unas cuantas veces, pero no exageres, ya que si toses con demasiada frecuencia o fuerza terminarás irritando la garganta.

Agua con jengibre

Antes hemos mencionado que el hipo puede tener muchas causas. Una de ellas puede ser la mala digestión o el exceso de gases en el estómago. Es por este motivo que, cuando se quiere atacar este tipo de problema, recurrir al jengibre se convierte en una magnífica idea.

Corta un trocito muy pequeño de raíz de jengibre y ponla en agua. Hierve el agua durante unos cuatro minutos y luego viértela en una taza limpia. Deja reposar la infusión durante un rato para evitar quemarte y, después, tómatela poco a poco. 

Estos sencillos pasos te darán la oportunidad de elaborar un remedio casero para quitar el hipo que también mejorará tu salud, ya que el jengibre tiene el poder combatir las náuseas, acabar con los mareos y reforzar el sistema inmunitario.

Pero estos no son sus únicos beneficios. ¿Te gustaría conocer mejor sus múltiples ventajas? Si es así no te pierdas el post en el que te hablamos sobre las 10 propiedades del jengibre para la belleza y la salud.

5 remedios caseros para quitar el hipo - Apréndete

Jugo de limón

Los remedios caseros para combatir el hipo elaborados con zumo de limón natural pueden resultar agradables para algunos y no tanto para otros, aunque merece la pena probarlos.

La idea es crearle una especie de shock al organismo y, para conseguirlo, lo mejor será que cortes un limón por la mitad y chupes el jugo durante unos dos minutos. El sabor ácido del limón puede mandar una señal al nervio vago, lo que debería solucionar el problema del hipo.

Mantequilla de cacahuete

Si no te han funcionado ninguno de los remedios naturales para el hipo descritos con anterioridad, quizás es momento de atacar el problema de una forma diferente.

Prueba comiendo una cucharada de mantequilla de cacahuete. Ten en cuenta que la textura y la viscosidad de esta sustancia pueden hacer trabajar al cuerpo de manera distinta.

Cuando estamos tratando de consumirla, nuestro patrón de respiración cambia con gran rapidez. Esto para el cuerpo es señal de que algo está pasando en el organismo, por lo que debería solucionar el problema. Además, y al igual que ocurre con el jugo de limón, el sabor dulce de la mantequilla de cacahuete activa el nervio vago.

5 remedios caseros para quitar el hipo - Apréndete

Recuerda que no deberías preocuparte si tienes hipo, ya que se trata de una reacción natural del cuerpo que, por regla general, no presenta ningún problema para la salud. De hecho, el hipo debería desaparecer por si solo si se espera un poco.

No obstante, si el hipo persiste durante más de tres horas lo mejor será que hables con un médico y que no dejes que estos espasmos te impidan realizar tus actividades, tales como comer, trabajar o dormir.

Si quieres sentirte de maravilla todos los días y gozar de una buena salud, puedes combinar los remedios caseros para el hipo con los beneficios del plogging.

Etiquetas:, ,

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.