Apréndete

¿El jabón natural es mejor para tu piel?

¿El jabón natural es mejor para tu piel? - Apréndete

El jabón es un elemento indispensable en cualquier rutina de cuidado diario. Sin embargo, no todos los jabones son iguales.

La mayoría de los jabones comprados en grandes superficies cuentan con ingredientes adicionales que se incorporan por su bajo coste o para tratar alteraciones específicas.

Por ejemplo, una gran parte de los jabones que afirman ser bactericidas probablemente cuenten con triclosán en vez de aceite de árbol de té.

¿El jabón natural es mejor para tu piel? - Apréndete

En este aspecto, se ha descubierto que el triclosán es un disruptor endocrino, lo que significa que tiene la capacidad de alterar la actividad hormonal, y un posible carcinógeno.

Por el contrario, el aceite de árbol de té es un ingrediente natural que cada día cuenta con más estudios que respaldan sus propiedades bactericidas, antimicóticas y antimicrobianas.

Es un aceite muy seguro para la piel que evita el crecimiento bacteriano cuando se utiliza en jabones o champús.

Otro ingrediente que también es muy habitual encontrar en productos comerciales es el sodium lauryl sulfate. Este ingrediente es un surfactante y desengrasante.

Inicialmente utilizado como limpiador de motores durante la Segunda Guerra Mundial, también se incorpora en productos como detergente para la ropa o la cocina.

Esta sustancia química es un irritante cutáneo bien conocido y puede afectar el desarrollo ocular de los niños. Este desengrasante es increíble para eliminar la grasa rebelde de una sartén, pero no es adecuado para la piel.

Puede eliminar por completo la grasa de la epidermis, dejándola completamente desprotegida frente a los factores externos.

En consecuencia, la piel reacciona produciendo sebo en exceso y, en pieles grasas, puede acabar provocando acné.

Asimismo, es un ingrediente completamente desaconsejado en pieles sensibles o la delicada piel de los bebés ya que su contacto podría irritar y provocar descamaciones o erupciones.

¿El jabón natural es mejor para tu piel? - Apréndete

Cómo se elaboran los jabones naturales

Los jabones ecológicos, de la más alta calidad, están elaborados con aceites vegetales que se someten a un proceso de saponificación y se convierten en sales de ácidos grasos.

Los aceites vegetales más utilizados para la elaboración de jabones son el aceite de coco y el aceite de oliva gracias a su riqueza en ácidos grasos esenciales.

Durante el proceso, dichos aceites se mezclan con agua e hidróxido de sodio, también conocido como sosa caustica. A medida que se mezclan los ingredientes, la formulación comienza a reaccionar y espesarse gradualmente.

Una vez la mezcla está bien incorporada y en su punto, cuando al cogerlo con una cuchara deja un suave camino, se añaden el resto de los ingredientes como aceites esenciales, hierbas, arcillas o colorantes naturales.

El proceso de saponificación se puede realizar en frío o en caliente, no obstante, en ambos casos la formulación se calienta debido a la reacción con la sosa caustica (ingrediente imprescindible para la elaboración de los jabones).

Una vez que se vierte el líquido en los moldes, se deja enfriar a temperatura ambiente en una habitación seca, lejos de la humedad.

El proceso de saponificación se da por finalizado cuando el jabón está frío y sólido. Sin embargo, es necesario dejar reposarlo durante 3-8 semanas para permitir que el exceso de agua se evapore.

Durante esta etapa final el jabón se puede utilizar, pero aún es relativamente suave. Cuanto más tiempo se deje reposar, más agua se evaporará, más duro será el jabón y más efectivo será.

Qué es la glicerina

La glicerina es otra razón por la que el jabón natural es realmente bueno para la piel. Es una sustancia que se produce naturalmente durante el proceso de saponificación.

Es un humectante, lo que significa que atrae el agua dejando la piel suave, tersa e hidratada.

La glicerina es especialmente beneficiosa para las pieles secas, eczemas o psoriasis.

Gracias a sus propiedades humectantes ayuda a mantener la piel hidratada y cuenta con beneficios emolientes que favorecen la suavidad.

Además, la glicerina cuenta con propiedades antimicrobiales lo que significa que la protege de algunos microorganismos.

Aromas en los jabones ecológicos

Los aceites esenciales son la única forma de aromatizar un jabón de forma natural.

Además, cada aceite esencial cuenta con unas propiedades únicas por lo que son ideales no solo para perfumar, también para aportarle beneficios adicionales.

Algunas de las principales cualidades que ofrecen los aceites esenciales son: propiedades antisépticas, bactericidas, antivirales, analgésicas, favorecen el sueño o promueven la regeneración celular.

Existen jabones no naturales que incluyen el perfume en la lista de ingredientes. Básicamente significa que están utilizando una fragancia sintética que no cuenta con beneficios adicionales para aromatizar el jabón.

Durante los últimos años la seguridad de las fragancias sintéticas se ha puesto en entredicho ya que no están obligados a mencionar qué ingredientes contienen.

Por motivos de competencia, la Unión Europea permite mantener completamente en secreto la fórmula de los perfumes.

Por ello, antes de comprar cualquier jabón, es imprescindible leer el etiquetado para asegurarse de que realmente se está adquiriendo un jabón ecológico sin sulfatos ni ingredientes dañinos para el organismo.

Alaitz Anabitarte Uriz

Alaitz Anabitarte Uriz es licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual y ha ido formándose en diferentes aspectos del ámbito digital, como son el SEO y la analítica web.

La cosmética siempre ha formado parte de sus inquietudes y, durante los últimos años, ha tenido la oportunidad de formarse en cosmética natural realizando diversos cursos.

En la actualidad, forma parte del equipo de Misohi Cosmética, una tienda on-line especializada en cosmética natural.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.