Apréndete

Uñas acrílicas o uñas de porcelana: ¿cuál es la mejor opción?

Uñas acrílicas o uñas de porcelana: ¿cuál es la mejor opción? - Apréndete

Son muchas las mujeres que desean potenciar la belleza de las manos y que, para conseguirlo, se plantean si lo mejor es recurrir a uñas acrílicas o uñas de porcelana.

Y es que, hoy en día, nuestra apariencia es considerada como una carta de presentación debido a que es lo que transmitimos a los demás e, incluso, a nosotros mismos.

Por ello, tanto hombres como mujeres recurren a técnicas de estética corporal con la finalidad de lograr verse y sentirse mejor.

Dichas metodologías pueden ir desde tratamientos y procedimientos cosmetológicos y terapias manuales hasta la incorporación de aparatología especializada.

Asimismo, la manicura se considera un complemento para lucir mejor y un hábito de cuidado muy común que incluso puede ayudar a aumentar la autoestima de las personas.

En consecuencia, el buen cuidado de las manos y la manicura aportan a la imagen un concepto mucho más profesional.

También te puede interesar el post donde explicamos si el esmaltado permanente daña las uñas.

Se dice que las manos y los ojos son el espejo de una persona debido a que, si están debidamente tratadas y limpias, son sinónimo de esmero y pulcritud.

Además, si trabajas de cara al público, unas manos bien cuidadas transmitirán confianza, dedicación y estabilidad.

En la actualidad, las uñas artificiales son aplicadas por las mujeres como una elección semipermanente a la simple manicura.

Existen diversos estilos, como por ejemplo las uñas esculpidas. Se trata de un sistema de extensión de uñas realizado de forma artesanal y hay una infinidad de opciones para hacer diseños de fantasíasobre su base y, de esta forma, mostrar nuestras manos con una mayor seguridad.

También encontramos uñas acrílicas o uñas de porcelana. La principal diferencia entre cada tipo es, principalmente, el material que lo componen.

El acrílico es una mezcla de un líquido especial y un polímero en polvo. La capa se seca y forma una robusta formación que tiene consistencia como de plástico duro.

Las de porcelana son muy parecidas a las de acrílico pero se elaboran a partir de una fibra de vidrio. Estas, al ser fabricadas con un material mucho más fino, son uno poco más frágiles que las uñas acrílicas.

Asimismo, ambas sellan por completo la superficie de la uña natural, por lo tanto, es de suma importancia aplicarse un desinfectante antes de su aplicación para que no se reproduzcan hongos.

Uñas acrílicas o uñas de porcelana: ¿cuál es la mejor opción? - Apréndete

Diferencias relevantes entre uñas acrílicas y uñas de porcelana

Uñas acrílicas o uñas de porcelana, ¿cuál es la mejor opción? Conocer las princpales diferencias entre ambas te ayudará a encontrar la respuesta: 

  • Las uñas acrílicas suelen ser más duraderas y, si se realiza un seguimiento adecuado y constante, pueden tener un tiempo de vida de hasta de seis meses. Estas deben rellenarse cada dos o tres semanas debido al crecimiento que la uña natural va desarrollando. Por esta razón, pueden ser mucho más costosas.
  • Por otro lado, las uñas de porcelana ofrecen un aspecto mucho más natural. Asimismo, hoy en día las fibras de vidrio que se utilizan para su elaboración son mucho más ligeras y delicadas. Por ello, necesitan un mayor cuidado y requieren de mantenimiento cada quince días, aproximadamente.
  • No es obligatorio utilizar moldes para la aplicación de las uñas de porcelana, ya que estas se pueden hacer con plantillas dependiendo de la forma y longitud de la uña. No obstante, a pesar de su larga duración suelen romperse con más facilidad. Por eso hay que tener cuidado en no dar ningún golpe y también evitar ponerlas en contacto con productos desengrasantes que puedan dañarlas.
  • A diferencia de las uñas acrílicas, si estas se rompen o quieres cambiar su formato, puedes hacerlo sin necesidad de retirarlas. Solo se debe aplicar un poco más de acrilico y ajustarlo para arreglar pequeños fallos o darles una forma diferente.
  • Las uñas realizadas con acrílico permiten colocar extensiones sin problemas debido a que estas van sujetas al material con que se aplican y no a la uña natural como tal. Asimismo, estas pueden ser colocadas incluso si tienes las uñas débiles o con tendencia a romperse.
  • Por otra parte, las uñas hechas de porcelana te ayudarán a quitarte el hábito de morderte las naturales y, de esta forma, le harás un gran favor a tu salud, a la vez que podrás lucir unas manos mucho más bonitas y cuidadas. Además, estas son mucho más resistentes y no necesitas pintarlas con frecuencia.

Tampoco te puedes perder el post de Apréndete dedicado a causas de la aparición de manchas en las uñas.

¿Qué opción escoger?

Por regla general, la elección entre un tipo de uña u otro depende de la preferencia del profesional del centro de belleza, pero sobre todo del estado natural de la uña que se vaya a tratar.

Posteriormente, después de comprobar que están saludables y sanas, se puede comenzar con el procedimiento que se desea y decidir el esmalte a utilizar.

Las opciones son infinitas y lo más recomendable es siempre seguir el consejo de los expertos y escoger marcas de calidad.

Si se coloca un esmalte de dudosa procedencia la uña puede sufrir alteraciones aunque esté encima de un material artificial.

Uñas acrílicas o uñas de porcelana: ¿cuál es la mejor opción? - Apréndete

Cómo hacerse la manicura de forma sencilla

No importa si has elegido uñas acrílicas o uñas de porcelana; los siguientes consejos te ayudarán a presumir de una manicura perfecta en ambos casos:

  • Lo primero que se debe hacer para tener unas uñas perfectas es limpiar la superficie con algodón y quita esmaltes. Luego, se puede empezar a dar forma a la uña y limar los laterales levantando la cutícula, para que así puedan crecer mucho mejor.
  • Tras el limado tanto frontal como lateral, es de suma importancia remojar y apartar las cutículas. Después, una vez levantada toda la cutícula, con mucho cuidado y sin prisas se elimina el exceso con un alicate para luego poder colocarle esmalte a la uña.
  • El proceso de esmaltado consta de tres fases: primero se coloca la capa protectora, luego se personaliza y, para finalizar, se extiende una capa de base con brillo o secante. Asimismo, si lo que se busca es una manicura básica, solo nos quedaremos con la primera etapa de este proceso.
  • Es recomendable finalizar la manicura con la base secante debido a que reduce de manera considerable el tiempo de secado. Por otro lado, si te saliste con el esmaltado o te cuesta esmaltar una de tus manos puedes coger un palillo de madera, envolver la punta con algodón húmedo con quita esmalte e ir limpiando las zonas que hayan sobresalido.

Ten en cuenta esta información si quieres tener unas manos perfectas y te planteas utilizar uñas acrílicas o uñas de porcelana.

Recuerda que puedes seguir dando un toque muy especial a esta zona del cuerpo combinando las uñas acrícilicas o uñas de porcelana con algunas ideas de tatuajes en las manos.

Avatar

Claudia Daniela Tirado Pérez, redactora especializada en estética y salud

Claudia Daniela Tirado nació en la ciudad venezolana de Caracas y estudió Comunicación Social en la universidad Santa María.

Con tan solo 21 años comenzó a trabajar como redactora y generadora de contenidos web para varias empresas.

En la actualidad, escribe artículos sobre estética y salud para Sublimis, una organización médica que provee tratamientos y servicios médicos de alto nivel en Argentina.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.