Apréndete

¿Existe la dislexia en animales?

¿Existe la dislexia en animales? - Apréndete

¿Existe la dislexia en animales? Sí, los animales pueden sufrir también este trastorno del aprendizaje debido a que, aunque no tienen la capacidad de hablar, leer o escribir, sí pueden aprender.

El proceso de aprendizaje para un animal, sobre todo cuando es uno doméstico, es fundamental para su salud y su bienestar.

En ocasiones, nos podemos encontrar con dueños que dicen que sus perros, por ejemplo, aprendieron a ir al baño en una semana o a dar la patita en unos pocos días.

Del mismo modo, habrá quienes afirmen que los suyos tardaron meses en aprender a realizar estas u otras acciones. Sin embargo, lo que muy pocos padres de mascotas saben es que los que tardan más podrían padecer dislexia.

Si te fascina el universo canino también te gustará echar un vistazo a nuestro post dedicado a razas de perros amigables.

La dislexia en los animales

La dislexia en animales es más común de lo que se cree, aunque no es usual que los dueños sepan que sus mascotas la sufren.

Lo que también resulta desconocido para muchas personas es que los perros utilizan unos mecanismos cerebrales muy similares a los de los seres humanos a la hora de distinguir palabras y entonaciones.

Así lo reveló un estudio llevado a cabo por Attila Andics, científico del grupo de investigación de Etología Comparada MTA-ELTE de la Eötvös Loránd University, en Budapest (Hungría).

La investigación, publicada en la prestigiosa revista Science, dejó de manifiesto que los perros usan el hemisferio izquierdo para entender el vocabulario de las palabras y una zona del hemisferio derecho para la entonación, al igual que las personas.

Por eso, no es de extrañar que exista la dislexia en perros y otros animales y que este trastorno no sea exclusivo del ser humano.

Cómo reconocer la dislexia animal paso a paso

Con frecuencia, los animales que padecen este trastorno del aprendizaje suelen tener conductas erráticas y, en ocasiones, sus dueños tienen la sensación de que no prestan atención o no entienden con facilidad lo que se les dice.

Por suerte para los animales que tienen dificultades para aprender doctrinas, existen algunos profesionales que están capacitados para lidiar con este tipo de casos. Una vez que estos los entrenen, ayudarán a la mascota a, al menos, aprender las cosas básicas.

Ahora que sabes que existe la dislexia en animales, sigue leyendo y descubre cómo puedes detectarla. Pero recuerda que siempre deberá ser un veterinario quien proporcione el diagnóstico final.

¿Existe la dislexia en animales? - Apréndete

Fíjate en el tiempo de aprendizaje

Haz un recuento de cuánto tarda tu mascota en aprender algo nuevo. A veces, recordar cuánto tiempo tardan en aprender algo es una buena técnica. Que tarde mucho es una señal típica de que podría sufrir dislexia.

Luego, trata de darle órdenes para comprobar si las capta al momento. Otra de las características de los animales con dislexia es que, con frecuencia, están dispersos y no es hasta la tercera vez (o más) que le das una instrucción que entienden qué es lo que deben hacer.

Consulta a tu veterinario

Por lo general, esto es algo que los veterinarios con un simple chequeo de salud no pueden detectar, aunque realizando una serie de pruebas y exámenes sí es posible averiguar si existe dislexia canina.

Si tu veterinario determina que tu mascota padece este trastorno del aprendizaje, existe la posibilidad de que la derive e un entrenador de animales experto en la materia.

¿Existe la dislexia en animales? - Apréndete

Ve a ver a un entrenador de animales

Los entrenadores de animales tienen que lidiar con todo tipo de mascotas, desde las distraídas hasta las más desobedientes.

Es por este motivo que llevarle a tu perro o gato no será algo nuevo para ellos. Lo bueno de estos profesionales es que no solo entrenan a las mascotas, sino que también enseñan a sus dueños a guiarlas y ayudarlas.

En la mayoría de ocasiones, cuando se contrata a un entrenador de animales, este ayuda a las mascotas a entender cómo tienen que comportarse, dónde deben realizar sus necesidades fisiológicas e, incluso, de qué manera deben caminar.

A pesar de que el profesional pueda ayudarlos a aprender nuevas rutinas, ya queda en manos del dueño el seguir esas reglas.

Es por ello que es tan importante que quienes conviven a diario con los animales pongan un especial cuidado en todo lo que el entrenador tenga por decir.

Tener una mascota con dislexia no es tan grave. Por fortuna, existen mecanismos y técnicas para que el animalito aprenda las cosas más elementales de manera rápida.

Hay que recordar que la dislexia en animales no es algo que tenga que ver con el intelecto, sino que está relacionada con la capacidad de aprendizaje.

No olvides que puedes seguir aprendiendo cosas nuevas sobre el universo de los perros a través de nuestro artículo dedicado al galgo italiano.


loading...

¡No te marches aún! Esto también te puede interesar:


María Carmen

María Carmen

María Carmen es redactora en Apréndete, un blog donde publica artículos de diferentes temáticas con un mismo objetivo: ayudar a los lectores a aprender algo nuevo todos los días.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.