Apréndete

Piercing en el ombligo: todo lo que debes saber

Piercing en el ombligo: todo lo que debes saber

El piercing en el ombligo comenzó siendo un must entre los hombres punk de los años 80. No obstante, a día de hoy está considerado uno de los más populares entre el público femenino.

La vida nos lleva a pasar por diferentes etapas que afectan al terreno social, personal, físico y emotivo y que nos animan a experimentar sensaciones nuevas y diferentes.

Esto hace que por nuestra mente pase la idea de cambiar el color del cabello, bajar de peso, cambiar los hábitos alimentarios, hacer más deporte, recurrir a los tatuajes de henna e, incluso, hacernos un piercing en el ombligo.

A pesar de que son muchas las personas que deciden colocar un pendiente en esta zona del cuerpo, es importante tener en cuenta que se trata de un área muy delicada porque es un verdadero depósito de gérmenes de todo tipo y una herida en la zona puede derivar en un piercing del ombligo infectado.

Existen varios riesgos y precauciones a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de hacerte un piercing en el ombligo y los más notables son los siguientes:

  • Elige al profesional que vaya a realizar la perforación en el ombligo con sumo cuidado y, a ser posible, después de haber escuchado buenas referencias y excelentes opiniones. Asegúrate, asimismo, de que se trata de un profesional certificado y de que cumple con todas las medidas de salubridad necesarias para realizar este tipo de incisiones.
  • Una vez hecha la perforación, la persona no debe exponerse a los baños en la piscina durante los dos primeros meses. La exposición al sol también es perjudicial, ya que los rayos ultravioletas no son beneficiosos para la desinfección de la piel y no favorecen la cicatrización.
  • Los anillos del ombligo deben limpiarse muy bien durante el periodo de curación, siempre con las manos bien lavadas y usando un jabón neutro.
  • El tiempo de cicatrización para ombligos varía de tres meses a un año o hasta un año y medio, dependiendo de cada persona.

¿Qué es un piercing en el ombligo?

Muchos lo llaman un arte y otros una tendencia, pero lo cierto es que un piercing es una incisión en la piel. En el caso del ombligo, la incisión se realiza en la parte más grasa de la zona y desde esta perforación introducen un anillo metálico.

La verdad es que en los últimos tiempos cada vez es más común ver sobre todo a chicas que tienen este tipo de incisiones y, por regla general, lo hacen para sucumbir en la tendencia o para diferenciarse de las demás mujeres.

Sin embargo, existen muchas otras razones y hay quienes lo ven como un adorno muy sexy con el que llamar la atención, mientras que otros desean experimentar ciertos cambios en su vida.

Lo importante del asunto es que se deben tomar las medidas antes mencionadas para que luego no existan arrepentimientos ni consecuencias negativas debido al pendiente en el ombligo.

Piercing en el ombligo: todo lo que debes saber - Apréndete

¿Duele colocar un pendiente en el ombligo?

El hecho de que para colocar el piercing en el ombligo sea necesario hacer una incisión provoca que exista un ligero dolor similar al que provocan las heridas leves en la piel.

No obstante, la intensidad de la molestia va a depender de la capacidad de soportar el dolor que tenga cada persona.

En términos generales, se trata de un dolor de intensidad moderada y se parece un poco al mismo dolor que se siente cuando te hacen una perforación en el lóbulo de la oreja.

¿Cómo se tiene que cuidar?

Como todas las pequeñas heridas, una vez insertado el piercing del ombligo la zona permanecerá dolorida e irritada, por lo que hay que extremar sus cuidados. Aparte de la desinfección y limpieza diaria, conviene no dormir boca abajo  para evitar posibles roces.

También hay que evitar la exposición de la zona afectada al sol, nadar en el mar o la piscina e, incluso, ensuciarse con la arena de la playa.

Si tras las primeras semanas la zona sigue irritada o sientes dolor al tocarla, es muy probable que sea porque el piercing en el ombligo se ha infectado.

En ese caso, lo mejor es acudir al médico lo antes posible para poder proporcionarle los cuidados necesarios para frenar y combatir la infección.

¿Quién se puede hacer el piercing del ombligo?

No todas las personas tienen la zona del ombligo ideal para hacerse una perforación. Y es que, para un perforador profesional, lo idóneo es que esta área tenga un pequeño sobre-piel y que el ombligo esté por dentro.

De esta manera, cualquier anillo o joyería que se coloque se podrá sostener sin riesgos de salirse y se reducirá el riesgo de tener una infección.

¿Se puede infectar el piercing?

El piercing en el ombligo no solo puede llegar a infectarse, sino que aún tomando un control e higiene exhaustivo de la zona después de la perforación, existe la posibilidad de que tu organismo rechace la pieza metálica o que se produzca alguna reacción alérgica.

Entre los posibles riesgos que tiene el piercing de ombligo se encuentran los que enumeramos a continuación:

  • Inflamación e irritación de la zona afectada.
  • Granuloma, o lo que es lo mismo; células inmunes que se juntan en una zona y crean una protuberancia.
  • Fibromas que suelen crecer debajo de la perforación o agujero.

¿Las embarazadas pueden mantener el piercing?

La piel de la mujer en el embarazo sufre varios cambios y, entre ellos, se encuentra el estiramiento de la piel, por lo que si una mujer tiene un piercing en el ombligo antes del embarazo y durante el mismo nota dolor e incomodidad en la zona, será recomendable consultarlo con un médico para proceder a extraerlo.

Sin embargo, si la mujer no presenta ningún tipo de molestias existen extensiones especiales de piercings para embarazadas.

No obstante, como decimos, lo mejor es consultarlo siempre con un especialista para ver las posibilidades reales de peligro o de éxito.

También es importante destacar que, cuando la mujer decide tener un piercing en el ombligo durante el embarazo, se deben extremar las medidas de higiene y precaución teniendo en cuenta las recomendaciones señaladas arriba y extremando los cuidados de la zona, así como visitar al médico de manera inmediata ante cualquier signo de irritación.

Piercing en el ombligo: todo lo que debes saber - Apréndete

Cómo quitarse el anillo del ombligo

Siempre que la incisión del ombligo esté completamente sana, es posible extraer el anillo por sí mismo sin inconvenientes para sustituirlo por otro o para seguir los cuidados y rutinas higiénicas diarias.

Los pasos a seguir para la extracción del piercing del ombligo son los siguientes:

  1. Lavar y secar bien las manos, así como la zona perforada con jabón antibacteriano, ya que esto reduce la posibilidad de propagar infecciones.
  2. Deslizar el anillo para comprobar que se mueve con libertad dentro de la perforación y que no produce incomodidades ni es doloroso. Si esto último sucede, lo mejor será solicitar ayuda de un profesional.
  3. Ubicar la pelota ajustable que sostiene el anillo en su lugar.
  4. Sostener el anillo con cuidado en su lugar, y a la vez, desatornillar la pelota.
  5. Deslizar el aro hacia abajo y sacarlo de la perforación. Debería salir con facilidad y con suavidad. Si no es así, consulta con un profesional.
  6. Lavar y desinfectar la zona de la perforación, al igual que el anillo que has extraído.

Si sigues los consejos que acabamos de enumerar podrás mantener tanto la piel como el piercing en el ombligo en excelentes condiciones.

Recuerda que a través de este blog también podrás conocer los principales cuidados del piercing en la lengua.


loading...

¡No te marches aún! Esto también te puede interesar:


Avatar

Sara Santoyo Salgado

Sara Santoyo Salgado, propietaria de Apréndete.
Soy licenciada en Periodismo por el CESAG (Centro de Enseñanza Superior Alberta Giménez) de Palma de Mallorca. Mi experiencia como redactora en diferentes empresas y medios de comunicación me animó a formarme en SEO y a añadir Apréndete a nuestra red de blogs para poner a disposición de los lectores una amplia variedad de temáticas de interés. Anímate a navegar por el blog y recuerda que puedes dejarnos todas tus sugerencias y opiniones en la sección de “Comentarios” de cada post. ¡Muchas gracias por estar ahí!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.